Opinión
El liderazgo ante lo imprevisto ¿tienen tus equipos un "capitán"?
Domingo, 20 de junio de 2021Por Eduardo Press.
Por: Eduardo Press

Este último fin de semana el ambiente del futbol se vio conmocionado por un acontecimiento tan dramático como imprevisto.

La información cuenta que durante un partido entre las selecciones de Dinamarca y Finlandia por la Eurocopa a minutos de finalizar el primer tiempo un jugador del seleccionado danés se desplomó en un costado de la cancha, nadie lo había tocado, no hubo ninguna infracción, así de repente cayó al piso.

Inmediatamente sus compañeros, adversarios y árbitros corrieron porque percibieron que algo grave podía estar sucediendo. No se equivocaron. El jugador estaba con los ojos abiertos y no respondía a ningún estímulo.

Afortunadamente para él fue auxiliado raídamente por el cuerpo médico de ambos equipos quienes durante diez dramáticos minutos le practicaron en la cancha reanimación cardiopulmonar (RCP). Recién en el momento que recuperó los signos vitales y ya consciente se autorizó su traslado en camilla hasta la ambulancia que lo llevó a un centro asistencial en el cual se recuperó totalmente.

Minutos más tarde se anunció por los parlantes del estadio y a través de los medios la completa recuperación del jugador.

Final feliz.

¿Esto queda sólo en una historia, en una anécdota? Para mí va más allá y pone arriba de la mesa el rol del capitán y su función como líder.

El capitán

En el medio de la confusión emergió una figura que fue un factor clave en la gestión de la crisis.

Esa figura fue el capitán de la selección de Dinamarca, Simon Kjaer.

¿Cuáles son las funciones del capitán de un equipo de futbol?

Representa a sus compañeros, dentro del campo de juego, frente a las autoridades (árbitros), organiza el juego de acuerdo a la situación y su visión de juego, es el receptor de las advertencias del árbitro para el equipo (en términos de barrio: "es el que pone la cara"), a su vez es el portavoz del equipo durante el juego.

Suele ser el "más veterano", el de más experiencia, el que es escuchado y tiene ascendiente legítimo sobre sus compañeros, no necesita ser el mejor jugador, ni el más hábil ni el goleador.

En términos de empresas podemos decir que "el capitán" de un equipo no es el que tiene que tener todas las respuestas, pero sí el que sabe conducirlos para que den lo mejor de sí. Aquel que tiene la habilidad de vislumbrar las potencialidades de cada uno y la humildad suficiente para aceptarlas y estimularlas.

¿Por qué creo que hay mucho para aprender del liderazgo de Kjaer? Fue el primero en acercarse a su compañero caído, fue el que advirtió la gravedad de la situación y reclamó rápidamente la participación del equipo médico, los ayudó mientras fue necesario, consoló a sus compañeros y los instruyó a su vez para que formaran un escudo visual protector a los ojos de la televisión, de los espectadores (entre los cuales estaban familiares de su compañero caído), protegió la intimidad del accionar de los médicos, se mantuvo atento a cada detalle que su equipo y su compañero necesitasen.

Además pudo darse tiempo para consolar y contener con ternura a la pareja de su compañero.

En pocas palabras: fue el líder del equipo.

Quizás con el tiempo nadie lo recuerde, pero su manera de ejercer el liderazgo seguro será retomada en algún webinar por muchos expositores. Como acá lo tomamos para refrescar qué significa ser líder de un equipo, sea de fútbol o en una empresa.

¿Qué se espera de un líder en una organización?

· Qué sea coherente entre lo que dice y lo que hace.

· Qué escuche y será escuchado.

· Qué disponga de habilidades de comunicación.

· Qué posea una visión estratégica de la gestión.

· Qué sea responsable de sus decisiones.

· Qué aliente y motive a su equipo.

· Qué tome en consideración la dimensión emocional.

· Que mantenga a los integrantes como una unidad.

· Qué sea ejemplo.

Amigo lector: en su empresa ¿usted tiene "funcionarios" o "capitanes" como Kjaer en sus equipos?

*En colaboración con la Lic. Sofía Florín, especialistas en Psicología Organizacional.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario
Más de Opinión
Entre el freezer y el horno
Marcelo López Álvarez - @marcelopez2202