crimen en el barrio nebot
Padre e hijo fueron detenidos por el crimen de Guaymallén
Lunes, 14 de septiembre de 2020
Por: Pablo Segura

El crimen de Rodrigo Fernando Oliva, el hombre de 31 años asesinado en la tarde de este lunes en Guaymallén, tiene ya a dos detenidos que quedaron a disposición de la fiscal de homicidios Claudia Ríos.

Los acusados son un padre y su hijo, quienes fueron capturados tras una serie de medidas que realizó la División de Homicidios y la Unidad Investigativa de Guaymallén en el mismo barrio donde ocurrió el crimen: el asentamiento Nebot de Colonia Segovia. 

En esos procedimientos, los efectivos incautaron una campera, una remera y un celular, entre otros objetos importantes para la causa. En tanto que también apresaron a una tercera persona, pero por otros delitos -no será investigado por el crimen-.

Los detenidos fueron identificados como Roberto Puebla (64) y su hijo José Armando (23). Estos son vecinos de la víctima fatal y quedaron alojados en la Oficina Fiscal 19 de Rodeo de la Cruz. 

Rodrigo Oliva, la víctima fatal. 

Al parecer, testigos señalaron a estos dos sospechosos, quienes serían imputados en las próximas horas.

Al mismo tiempo, los sabuesos continúan con la búsqueda de un cuarto sospechoso, identificado como Gabriel Puebla.

Según las primeras pericias, el crimen de Oliva se habría originado por una vieja pelea entre vecinos de ese barrio. En base a esto, trascendió que el hombre asesinado había sido señalado por un robo ocurrido en las últimas horas y donde la víctima era un integrante de la familia Puebla. 

Lo cierto es que Oliva, quien había salido de la cárcel hace poco, fue atacado en la puerta de su casa, recibiendo un tiro en el tórax que minutos después le causó la muerte cuando era atendido en el micro hospital de Puente de Hierro.

El asesinato causó tensión en el barrio. Decenas de vecinos salieron a las calles y siguieron de cerca las pericias de Policía Científica e Investigaciones.

Si bien en un primer momento todos afirmaron desconocer qué había ocurrido, con el correr de las horas aparecieron los testimonios clave para esclarecer el ataque.

Con esa información, esta misma tarde la policía requisó algunos domicilios y detuvo a los primeros sospechosos.

La fiscal Ríos ordenó pidió una serie de pericias y espera el resultado de estas para determinar la imputación contra los sospechosos. Esta podría definirse este martes por la mañana, confiaron fuentes consultadas por este diario.

Oliva, un hombre de 31 años con abundantes antecedentes policiales, fue atacado a plena luz del día. El reloj marcaba las 12.25 cuando al menos dos individuos lo abordaron en la puerta de su casa y le dispararon.

La víctima recibió un tiro en el tórax y fue otro vecino suyo quien lo subió a su auto para trasladarlo al micro hospital de Puente de Hierro. Sin embargo, a los pocos minutos de llegar al centro asistencial, falleció. 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario