España anunció el cierre de fronteras terrestres a partir de la medianoche por el avance del coronavirus

Por Sección Internacionales

España cerrará sus fronteras terrestres desde la medianoche de este lunes (23 GMT) para "contener la expansión del coronavirus", anunció el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska.

La entrada en el país por vía terrestre sólo se permitirá a ciudadanos españoles, residentes en España, personal diplomático acreditado y a quienes aleguen "causas de fuerza mayor", detalló el ministro.

Igualmente, España, que comparte una amplia frontera con Portugal y Francia, estará abierta al tráfico de mercancías, "para asegurar la cadena de abastecimiento", dijo el ministro. Asimismo, apuntó que tampoco afectará al personal diplomático acreditado en España, siempre que hagan desplazamientos vinculados a sus funciones: "El objetivo no es otro que proteger la salud y la seguridad de los ciudadanos y contener la expansión del coronavirus".

La disposición se aplicará "a partir de las cero horas de esta noche [23H00 GMT] y hasta que concluya la declaración del estado de alarma", decretado por el gobierno español el pasado sábado y vigente durante al menos 15 días.

La medida suspende así temporalmente la libre movilidad de personas dentro de Schengen, el espacio europeo de libre circulación de ciudadanos del que forman parte España, Francia y Portugal, entre otros.

Según explicó el titular de Interior, la decisión adoptada por España supone la activación del articulo 28 del código de fronteras de Schengen, que permite restablecer controles en situaciones como las que define el real decreto que ha establecido en el país el estado de alarma y que abre la puerta a imponer restricciones de movilidad.

Se estudiará si es necesario la participación de efectivos militares para el control de las fronteras, añadió Marlaska y quien destacó la cooperación existente entre todas las instituciones del Estado y la colaboración con las policías autonómicas españolas.

Desde el domingo, unidades militares de emergencia, que podrán colaborar en las labores de contención del virus como limpieza o vigilancia para que se cumplan las limitaciones de circulación, comenzaron a desplegarse por varias ciudades del país.

En el primer día laboral desde que el pasado sábado el Gobierno español declarara el estado de alarma por la expansión del coronavirus, la cifra de contagiados ascendió a 9.191, casi 1.500 más que el domingo, y el número de fallecidos es de 309.


Te Puede Interesar