Geopolítica

La ASEAN avanza hacia un tratado de libre comercio liderado por China

Por Sección Internacionales

Los líderes de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), reunidos este fin de semana en una cumbre en Bangkok, avanzaron hacia un tratado de libre comercio promovido por China que tiene el objetivo de agrupar a 16 Estados de la región Asia-Pacífico en 2019.

"La ASEAN tiene que trabajar hombro con hombro en las negociaciones del RCEP (siglas en inglés del tratado de Asociación Económica Integral Regional) para que puedan terminar este año", indicó el primer ministro tailandés Prayut Chan-O-Cha en la rueda de prensa final de la cumbre.

El RCEP se puso en marcha en marzo en 2012 y, si se aprueba, reforzará la influencia de China en Asia.

"El viento del proteccionismo pone en dificultad nuestro sistema comercial basado en el multilateralismo", añadió Chan-O-Cha, en alusión a la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

La declaración final de la cumbre también expresa preocupación por "el proteccionismo y la hostilidad antiglobalización".

La ASEAN -formada por Indonesia, Malasia, Filipinas, Singapur, Tailandia, Brunéi, Vietnam, Laos, Birmania y Camboya- es el quinto bloque económico mundial, por detrás de la Unión Europea, Estados Unidos, China y Japón.

En total representa un 9% de la población mundial, es decir unos 650 millones de habitantes.

El tratado RCEP incluiría, además de los países de la ASEAN y China, a India, Japón, Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda, es decir la mitad de la población del planeta, lo que le convertiría en el acuerdo comercial más importante del mundo.

El presidente chino Xi Jinping participará en la próxima cumbre de la ASEAN, prevista para noviembre en Tailandia, con el RCEP como principal tema de negociación.

La decisión de Donald Trump en enero de 2017 de retirar a Estados Unidos del proyecto de tratado conocido como Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) favoreció al RCEP.

China lo aprovechó para impulsar su tratado alternativo, que tiene el objetivo de reducir sus barreras aduaneras en la región y facilitar las inversiones en los países menos desarrollados del bloque.

Pero todavía existen puntos de desacuerdo.

Australia y Nueva Zelanda quieren que el acuerdo incluya el refuerzo del derecho laboral, la protección del medioambiente y la defensa de la propiedad intelectual, cuestiones que interesan a poco a varios países de la zona.

India teme por su parte que el RCEP se traduzca en la llegada masiva de mercancías chinas a su territorio.

Por eso las negociaciones más difíciles serán entre China e India, según un diplomático de la ASEAN que participó en las reuniones de este fin de semana en Tailandia.

Las tensiones en el mar de China Meridional, donde chinos y estadounidense llevan a cabo una lucha de influencia, y la situación de los musulmanes de la minoría rohinyá, que huyen de las persecuciones del ejército birmano para refugiarse en Bangladés, también estaban en la agenda de la cumbre de este fin de semana.

La dirigente birmana Aung San Suu Kyi, muy criticada en la escena internacional por su gestión de la crisis, se hallaba en Bangkok este fin de semana con sus homólogos de la región.

La ASEAN insistió en su declaración final en su "apoyo" a Birmania, asegurando estar preparada para ayudar a su Estado miembro cuando las condiciones estén reunidas para repatriar a los rohinyás a Birmania, una posibilidad sobre la cual las oenegés son escépticas.

Los países de la ASEAN, que están entre los más contaminantes del planeta, también se pusieron de acuerdo sobre una "declaración de Bangkok sobre la lucha contra la contaminación marítima", una primicia para la organización. Fuente: AFP 

Te Puede Interesar