Quieren determinar quién disparó y mató al hombre de 29 años

Crimen en Capital: le secuestraron las armas a tres policías que fueron detenidos

Por Hernán Adrover

Tres policías quedaron demorados y les secuestraron las armas reglamentarias por el crimen ocurrido este miércoles por la noche en Ciudad. Uno de los efectivos, sostiene la causa, le habría disparado a Ricardo José Bazán (29) cuando este último escapó de un control vehicular que le hicieron a una camioneta. El hombre ultimado recibió un disparo en la cintura y tenía antecedentes. Investigan si escapó del control porque tenía un pedido de captura por violencia de género y sabía que iba a quedar detenido. 

 El hecho de sangre se conoció pasadas las 22 cuando Bazán llegó herido al Centro de Salud de La Favorita. El médico de guardia confirmó que murió producto de un disparo que recibió en la zona de la cintura y la causa quedó en manos del fiscal Horacio Cadile. 

Los pesquisas trabajaron en la zona y, ya cerca de la 1 de este jueves, el fiscal Cadile ordenó que se detenga a un efectivo de 27 años que presta servicios en la Comisaría 59ª de La Favorita. Según establecieron y luego dijeron los policías, fueron tres los uniformados que estaban en un móvil y realizaron el control sobre una camioneta Ford Ranger en calles Algarrobal y Libertador. 

En ese momento estaban identificando al conductor de 40 años y apareció en escena Bazán. Este último habría estado adentro del rodado y, según explicaron los policías, se dio a la fuga por lo que el policía ahora detenido comenzó a perseguirlo y realizó varios disparos. Posteriormente, detallaron en el procedimiento que no sabía si había lesionado al hombre que finalmente escapó. 

Luego confirmaron que el herido fue hallado cerca de la Playa San Agustín y que un vecino lo trasladó al Centro de Salud, donde murió. A raíz de la participación de los policías en el hecho, se demoró a los tres que participaron en ese control. 

Al de 27 años le secuestraron el arma provista, es decir, una pistola Bersa Thunder calibre 9 milímetros con el cargador y 24 proyectiles. En tanto, al otro uniformado de 44 años, quien trabaja en la Comsiaría 59ª, le confiscaron una pistola Taurus calibre 9 milímetros y 24 municiones. En tanto, al tercer efectivo, también de 27 años, le quitaron otra 9 milímetros marca Taurus. También de la comisaría solicitaron el libro de novedades y una escopeta Pietro Bereta.  

Por último, del Centro de Salud secuestraron un buzo y una remera de la víctima fatal y en calle El Algarrobal hallaron seis vainas servidas calibre 9 milímetros y una tumbera. El fiscal ordenó que se periten las armas provistas a los efectivos para determinar de qué pistola salió el proyectil que terminó con la vida de Bazán. 

Una vez que obtenga el resultado de las pericias de Policía Científica, decidirá a quién imputa y qué calificación recaerá sobre los efectivos que estuvieron involucrados en el homicidio y bajo qué circunstancias sucedió.


 


Te Puede Interesar