Cumbre en Argentina

Las protestas en el G20: "Los Gobiernos no han cumplido en generar bienestar en la población"

La Cumbre del G20 amenaza con paralizar la Ciudad de Buenos Aires para los ciudadanos de a pie. Al ritmo del pedido de éxodo de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich crecen las reuniones previas a las manifestaciones sociales que acompañan este tipo de cónclaves en todas partes del mundo. Allí donde vaya el G20, estarán los grupos anti cumbre. Así que el gobierno nacional afina el trabajo de "inteligencia" y apura las negociaciones para desactivar algunas protestas y encauzar el resto. 

En esta entrevista para el programa radial "En Tiempo Real", Javier Echaide, abogado, investigador de la UBA y miembro de ATTAC (Asociación por la Tasación de las Transacciones financieras y por la Acción Ciudadana) explica por qué el Ejecutivo no logrará frenar el descontento social.

-¿Qué está negociando el gobierno nacional con las organizaciones que se van a manifestar contra la cumbre del G20?

-En la reunión de la semana pasada no se logró un acuerdo sobre la movilización del viernes. Nosotros queremos llegar hasta el obelisco pero la Ciudad de Buenos Aires esta semana es una ciudad sitiada por las fuerzas de seguridad.

-Los especialistas en seguridad de estas cumbres recomiendan infiltrar las organizaciones anti globalización, ¿ATTAC es investigada?

-La cuestión de los infiltrados no es nueva en Argentina. Lo hemos visto en muchas protestas de los últimos años. En nuestro caso, Infobae publicó una nota donde se nos acusaba de lavar dinero de organizaciones terroristas internacionales, lo que no es así. Es ridículo. Nosotros somos una organización parte de una red internacional y funcionamos en Argentina hace casi 20 años. De hecho, ATTAC a nivel internacional combate contra los paraísos fiscales, el lavado de dinero y pone en agenda las temáticas de los tratados de libre comercio. La verdad que siempre hemos seguido las agendas de organismos como la OMC (Organización Mundial del Comercio) o el G20, así que es gracioso que nos acusen de este tipo de cosas. Pero forma parte de sus intentos por amedrentar a las organizaciones sociales.

-¿El gobierno preferiría desactivar las protestas?

-No va a poder hacerlo porque hay protestas en todo el mundo. En estos momentos, la ciudad de París está al borde del colapso por las protestas sociales contra el aumento del combustible. Es decir, hay una realidad internacional a raíz de las políticas que los gobierno están aplicado, que en distintos momentos causa algún tipo de manifestación en su contra porque la gente se ve afectada.

-¿Qué le reclaman o qué cuestionan del G20?

-Ahora el G20 se reúne en Buenos Aires, pero no es solamente una movilización en contra del G20 y de las políticas del FMI. Esas políticas son de larga data y no han cumplido con la promesa de generar bienestar en la población sino todo lo contrario. Generaron más exclusión, más polarización entre ricos y pobres y más pobreza en sí misma.

-¿Y cuál sería el modo de revertir esas políticas?

-Hay muchas propuestas que surgen desde los movimientos sociales. Por ejemplo: uno de los temas que el presidente Macri ha puesto en debate en esta cumbre es la alimentación sustentable. Así está planteado en el temario del G20. La idea de "soberanía alimentaria" se contrapone a esa visión y proviene de los movimientos sociales que la reclaman desde hace muchos años. Desde fines de los años '90 venimos planteando la idea de la tasa Tobin como una de las medidas propositivas para regular los mercados y generar recursos económicos para la mejor distribución de la riqueza. Estas propuestas jamás fueron consideradas por los organismos internacionales. Hablan de una agenda para el desarrollo pero las políticas que impulsan solo benefician a las grandes empresas transnacionales. Y eso es lo que se está viendo. El nivel de concentración de la riqueza no tiene precedentes en la historia de la humanidad. Es bastante notorio que tienen un discurso pro desarrollo y de combate de la pobreza pero ejecutan políticas que hacen todo lo contrario.

Te Puede Interesar