opinión

Presupuesto: para Omar Félix, las herramientas de la oposición fueron desperdiciadas

Su opinión:

Luego de la votación del Presupuesto Provincial 2019 donde el Poder Ejecutivo no consiguió la autorización para obtener nuevo endeudamiento, funcionarios y dirigentes que responden al Gobernador Cornejo salieron a inundar los medios de comunicación con declaraciones que pretenden responsabilizar a la oposición por este resultado. 

Es preciso recordar que la oposición en general y el peronismo en particular brindó al gobierno de Cambia Mendoza las herramientas económicas y financieras necesarias. En cada oportunidad que brindamos esas herramientas lo hicimos pensando en Mendoza y en los mendocinos. Creíamos que el endeudamiento iba a ser una herramienta para el despegue de la economía mendocina y para el desarrollo de la producción de nuestra provincia, y que el presupuesto iba a ser utilizado para mejorar la calidad de vida de los mendocinos, mejorando la salud, la educación, la seguridad y la asistencia a los sectores más vulnerables. Dimos esas herramientas con expectativas y con responsabilidad. 

Pero lo único que quedó de todo aquello es una provincia que prácticamente triplicó la deuda, aumentándola de 15 mil millones a 43 mil millones. Por lo demás, las expectativas quedaron frustradas. Mendoza no creció, las economías regionales que caracterizan la matriz productiva provincial están hoy más asfixiadas que antes, no hubo programas de crecimiento sostenido, el desempleo subió, el consumo de los mendocinos cayó y nos aumentaron los servicios a valores exorbitantes e impagables. 

La salud no mejoró, tampoco los estándares educativos, la asistencia a los grupos más vulnerables fue escasa o nula y ni hablar de la seguridad. Todo fue un gran maquillaje que al final de la gestión de Cambia Mendoza comienza a descararse y mostrar su verdadero rostro de chatura, incompetencia y deficiencia administrativa. 

Mendoza ya está demasiado endeudada y todavía quedan remanentes de aquellas herramientas que año tras año la oposición otorgó al gobierno y que éste mal utilizó. Si las herramientas son para potenciar el desarrollo, serán siempre bienvenidas. De otra manera, obviamente no. Porque estaríamos poniendo en peligro el futuro de los mendocinos y en aprietos al próximo gobierno. El gobernador y los funcionarios y legisladores que le responden, lejos de arrojar hacia fuera culpas y responsabilidades que les pertenecen, deberían hacer una detallada rendición de cuentas y explicarle a los mendocinos por qué, pese a contar con todas las herramientas que solicitaron, no desarrollaron Mendoza. Dónde fue aplicado cada peso de la deuda y cada peso del presupuesto. Por qué Mendoza no está mejor, ni más desarrollada, ni su economía está más pujante, ni los sectores de menores ingresos ahora están mejor, ni la clase media pudo progresar, ni los jóvenes tienen más oportunidades, ni los trabajadores tienen más poder adquisitivo. Estas son las explicaciones que deben dar.

Te Puede Interesar