Video: El viceministro boliviano fue flagelado brutalmente antes de morir

Evo Morales denunció una conspiración política detrás de la protesta de mineros que culminaron con la muerte del funcionario. Su Gobierno admitió que fue golpeado brutalmente hasta su muerte.

Por Sección Internacionales

El ministro boliviano de Gobierno, Carlos Romero, ha confirmado este viernes que el viceministro de Régimen Interior, Rodolfo Illanes, ha sido "cobarde y brutalmente asesinado" cuando estaba secuestrado por un grupo de mineros. Por su parte, el presidente Evo Morales habló de conspiración política (ver abajo).

Illanes se trasladó hasta la localidad de Panduro, a unos 180 kilómetros de La Paz, para intentar negociar la suspensión de las protestas de los mineros, pero fue retenido por los manifestantes y asesinado en el lugar.

Horas después de la comparecencia de Romero, el cadáver del viceministro fue rescatado y trasladado a La Paz, donde se le ha practicado la autopsia. El fiscal de La Paz, Edwin Blanco, ha asegurado que Illanes fue "flagelado en una acción brutal" antes de fallecer, y la "causa básica" de su muerte se debe a un derrame en la cabeza y en el tórax.

"Estamos esperando el informe final para tener certeza de los datos. La causa de la muerte ha sido básicamente por traumatismo cerebral y torácico; tenemos también costillas fracturadas. Ha sido una escena muy dura, ha habido una flagelación", ha dicho Blanco. 

"El velorio va a ser en el Palacio de Gobierno y va a depender de la familia a qué hora lo traen y hasta qué momento va a estar acá, vamos a ser respetuosos de sus sentimiento y de las decisiones que puedan tomar", ha añadido.

El ministro de Defensa, Reymi Ferreira, manifestó, entre sollozos, al canal de televisión Red Uno que el Gobierno no dejará en la impunidad el crimen y que los agentes de inteligencia ya arrestaron a entre cien y 120 personas dentro de las investigaciones.

"Conspiración política", según el presidente

El presidente boliviano, Evo Morales, ha atribuido a una "conspiración política" la movilización de los cooperativistas mineros en la que fue asesinado el viceministro, denunciando que ésta no obedece realmente a reivindicación social.

En rueda de prensa en la sede del Gobierno tras reunirse con sus ministros, Morales ha defendido que "el diálogo estaba siempre presente en todo momento" pero que los cooperativistas mineros no querían dialogar. Según el presidente, detrás de estas protesas hay "una conspiración política y no una reivindicación social para el sector".

En este sentido, ha criticado que algunos dirigentes opositores hayan respaldado la protesta, por la que los cooperativistas mineros piden poder firmar contratos con empresas privadas tanto nacionales como internacionales y ha lamentado que "los verdaderos cooperativistas han sido encagaños".

Tras condenar el "cobarde" asesinato del viceministro, ha defendido que "losrecursos naturales son del pueblo bolviano por eso le declaro héroe defensor de los recursos naturales". "El pueblo boliviano no va a ceder sus recursos a privados nacionales y sobre todo extranjeros", ha recalcado, anunciando tres días de luto nacional pero sin suspensión de actividades. Asimismo, ha confiado en que la investigación permita encontrar tanto a "los autores materiales como a los intelectuales" del asesinato.

Te Puede Interesar