El EI reivindicó los 7 atentados en Siria: 121 muertos

Siete atentados con explosivos provocaron la muerte de civiles en Siria. Rusia declaró su preocupación por las negociaciones trabadas.

Por Sección Internacionales

Al menos 121 personas murieron hoy en siete atentados explosivos que reivindicó el Estado Islámico (EI), en la zona costera de Siria que desde 2011 está bajo control del Gobierno, uno de los peores ataques desde el inicio de la guerra civil en estas zonas, indicó una ONG.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), una ONG opositora que actúa desde el Reino Unido a partir de una red de informantes en terreno sirio, contabilizó al menos 73 muertos en cuatro estallidos en Yabla, y 48 en tres explosiones en Tartus.

Las cifras oficiales del gobierno sirio reconocen al menos 78 muertos en los atentados, que se dieron en dos series, según la agencia de noticias siria SANA que cita medios locales. Para Damasco, en Yabla perecieron 45 personas y en Tartus 33.

La televisión siria aseguró que el grupo armado Ahrar ash Sham, al que Damasco sindica como pro-turco, ha reivindicado los atentados, pero esta organización no ha publicado ningún comunicado al respecto en su página web ni en sus cuentas de Twitter.

En cambio, según la agencia de noticias Amaq, vinculada al EI, combatientes de esta organización perpetraron los ataques contra concentraciones de "alauíes" (alauitas), rama de la religión musulmana que predomina en la zona y profesa el presidente sirio, Bashar al Assad.

Rusia, el principal aliado de Siria, indicó su preocupación ante estos atentados que reiteran la fragilidad que subsiste en la región y subrayan la necesidad de vigorizar las negociaciones de paz, hoy estancadas.

El portavoz presidencial ruso, Dmitry Peskov, afirmó que "las crecientes tensiones y estas actividades terroristas no pueden sino aumentar la preocupación". El encargado de prensa de Vladimir Putin, que habló en una rueda de periodistas, afirmó que vuelven a demostrar "cuán frágil es la situación en Siria".

Agregó Peskov que los ataques yihadistas en la costa siria "enfatizan la necesidad de seguir tomando medidas activas hacia el proceso de paz", informó la agencia de noticias TASS.
Sin embargo, ante una consulta, el vocero de Putin no aclaró si a partir de estos atentados Rusia revisaría su decisión de reducir la participación que tiene en el convulsionado país del Medio Oriente.

"No puedo responder ese interrogante", dijo, y agregó que "solo puedo hacer notar que, según el presidente Putin, la infraestructura de nuestra presencia legítima en Siria a partir de un pedido de sus autoridades legítimas implica un enfoque muy flexible sobre el tamaño del contingente".

La información oficial siria, que coincide con la del OSDH, agrega que en Yabla los estallidos se produjeron en una estación de autobuses en zona residencial, y en las proximidades de la Dirección General de Electricidad y de un hospital, indicó la agencia de noticias EFE.

La cadena agregó que en Tartus un coche bomba estalló a la entrada de otra estación de autobuses y, poco después, dos suicidas detonaron los artefactos que llevaban adosados a sus cuerpos en el interior del lugar. En el tercer atentado un yihadista suicida hizo explotar la bomba que llevaba encima.

Los ataques de hoy son los primeros de este tipo registrados en las regiones costeras de las autoridades provinciales sirias de Latakia y Tartus, donde vive gran parte de la minoría alauíta del país y los niveles de violencia han sido menores desde el inicio del conflicto en marzo de 2011.

Te Puede Interesar