martes 4 oct 2022
diario san rafael

"Nadie me escuchó cuando pedí ayuda"

Karina Rivas, de 19 años, fue atacada con un cuchillo por su ex concubino en plaza España de San Rafael. Sufrió ocho heridas en el tórax y los brazos. El episodio fue el epílogo de una serie de amenazas y agresiones a las que nadie puso fin a pesar de las denuncias.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
22 de noviembre de 2011 - 10:52

“Soy una mujer golpeada", dijo a Diario San Rafael Karina Rivas, la joven de 19 años que sobrevivió al brutal ataque a puñaladas de su ex concubino, en un hecho que conmovió al departamento. En la sala 10 del Servicio de Cirugía del hospital Schestakow, la mujer aceptó dialogar con el matutino sureño porque aseguró que "es la única forma de llegar a los jueces, fiscales y policías, porque recibí numerosas amenazas de muerte, me ha golpeado muchísimas veces y nadie me escuchó cuando fui a pedir protección ¿Qué esperan?, ¿que me mate?".

Según el diagnóstico médico, al ingresar a la guardia de urgencias del Schestakow, Karina presentaba 4 heridas en el tórax y otras 4 en los brazos, fruto de su intento por defenderse del ataque. Karina contó que convivió cuatro años con Maximiliano Ramos (su atacante), y "siempre fui una mujer golpeada; él salía y cuando volvía a casa lo hacía borracho y me pegaba por cualquier motivo. Yo le tenía y le tengo mucho miedo, es una persona violenta, tal es así que le pegaba a la nena y en una oportunidad me dijo que 'si les tengo que hacer algo a los niños lo voy hacer'; ese era mi temor y así lo denuncié pero nadie se acercó para darme protección".

Además, agregó que "la semana pasada me encontró en la calle, quería hablar conmigo y le vi malas intenciones por lo que traté de salir corriendo y me tiró con la bicicleta golpeándome en la espalda y creí que allí me mataba. El año pasado ocurrió algo similar, porque siempre se me aparecía en cualquier lado; en esa oportunidad yo llevaba un suéter colgado del cuello, me tomó de la garganta con sus manos y con esa prenda me quiso asfixiar, me salvé de milagro; después traté de hacer la denuncia en la Comisaría 32 y no me la tomaron. En Tribunales lo han citado en varias oportunidades por mis denuncias pero nunca se presentó, incluso me mostraba las citaciones y me decía que levantara las denuncias porque 'te voy a matar si no lo haces'; así viví siempre con él".

"Cuando salga del hospital no tengo idea qué voy a hacer; no puedo caminar por la calle tranquila y menos con mis chicos, él es capaz de hacer cualquier cosa. Es una obsesión que tiene, me amenaza por teléfono y me repite 'te voy a matar si no volvés conmigo' y yo le creo, es capaz de hacer cualquier cosa".

Respecto a los hechos del domingo, la joven contó que "me llamó por teléfono y me dijo que estaba cerca de casa, no le creí por supuesto. Rato después fui a comprar pañales y cuando pasaba por plaza España me salió de atrás, me empujó y me caí de la bicicleta. Empezó a hacerme preguntas y como me negué a responderle, sacó un cuchillo y entonces salí corriendo. Pero él salió detrás y me alcanzó tomándome de la cintura y allí sentí la primera puñalada y después otra; trataba de protegerme con mis brazos y por eso tengo numerosos cortes", dijo finalmente.

Fuente: Diario San Rafael

Te Puede Interesar