miércoles 6 jul 2022
Cuentas claras

El Banco del Vaticano se adaptará a las normas internacionales

La misión del banco vaticano será la de servir con prudencia y proporcionar servicios financieros especializados a la Iglesia Católica en todo el mundo.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Sección Internacionales 7 de abril de 2014 - 08:05

George Pell destacó la importancia de que "el marco regulatorio y legal del Estado de la Ciudad del Vaticano se alinee con las mejores prácticas regulatorias internacionales", en un comunicado en el que la Santa Sede anunció las directrices futuras del IOR.

La misión del "banco vaticano" será la de servir "con prudencia y proporcionar servicios financieros especializados a la Iglesia Católica en todo el mundo", según el comunicado, en el que la Santa Sede informa de la aprobación del papa Francisco de las recomendaciones sobre el futuro del IOR.

La adaptación a las normas internacionales por parte del "banco vaticano" tendrá que hacerse de manera "sistemáticamente sostenible", precisa la nota oficial.

"Los valiosos servicios que puede ofrecer el Instituto ayudan al Santo Padre en su misión como pastor universal y también a las instituciones y personas que colaboran con él en su ministerio", según la nota vaticana reproducida por la agencia de noticias EFE.

Este propósito sobre el futuro del IOR forma parte de la propuesta aprobada por el papa Jorge Bergoglio, en la que se "reafirma la importancia de la misión del IOR para el bien de la Iglesia Católica, la Santa Sede y el Estado de la Ciudad del Vaticano, agregó el comunicado.

Con ese fin, se anuncia además que el presidente del Consejo de Superintendencia, Ernst von Freyberg, y los gestores del banco del Vaticano "finalizarán su plan para garantizar que el IOR pueda cumplir con su misión como parte de las nuevas estructuras financieras" de la Santa Sede.

Este plan, se añade en la nota, será presentado al Consejo de Cardenales y al Consejo de Economía.

El comunicado señala que el IOR continuará dependiendo de la Autoridad de Información Financiera (AIF), la "autoridad competente dentro de la Santa Sede y el Estado vaticano".

En aplicación de los motu proprio (documentos papales) del 8 de agosto de 2013 y del 15 de noviembre del mismo año, así como de la Ley de Transparencia, Supervisión e Información Financiera que entró en vigor el pasado 8 de octubre, el Vaticano anuncia además que se ha aprobado un "amplio marco legal e institucional".

Este marco tiene como fin "regular las actividades financieras dentro de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano".

Te Puede Interesar