Festividades

El papa Francisco escribió una oración y se la regala a sus fieles

El papa Francisco leyó hoy ante miles de files en la plaza de San Pedro la oración que él mismo escribió con motivo de la festividad de la Sagrada Familia. Entrá y conocela.

Por Sección Internacionales
El papa Francisco leyó hoy ante miles de files en la plaza de San Pedro la oración que él mismo escribió con motivo de la festividad de la Sagrada Familia:

"Jesús, María y José, en ustedes contemplamos el esplendor del amor verdadero, a ustedes nos dirigimos con confianza.

Sagrada Familia de Nazaret, haz que también nuestras familias sean lugares de comunión y cenáculos de oración, auténticas escuelas del Evangelio y pequeñas Iglesias domésticas.

Sagrada Familia de Nazaret, que nunca más en las familias se vivan experiencias de violencia, cerrazón y división: que todo el que haya sido herido o escandalizado conozca pronto el consuelo y la sanación.

Sagrada Familia de Nazaret, que el próximo Sínodo de los Obispos pueda despertar en todos la conciencia del carácter sagrado e inviolable de la familia, su belleza en el proyecto de Dios.

Jesús, María y José, escuchen y atiendan nuestra súplica. Amén".

Vida familiar
El papa Francisco dijo hoy que los católicos deberían tener en mente tres expresiones clave para tener una buena vida familiar: "permiso, gracias, perdón".

   Esas son "las tres palabras clave para vivir en paz y alegría", según dijo hoy ante la multitud congregada para el Ángelus en la plaza de San Pedro.

   "Cuando en una familia no se es entrometido y se pide permiso, cuando en una familia no se es egoísta y se aprende a decir gracias, gracias, y cuando en una familia uno se da cuenta de que ha hecho algo malo y sabe pedir perdón, ¡en esa familia hay paz y hay alegría!", aseguró el pontífice.

   Asimismo, el papa argentino pidió a que en las casas se mire a los miembros más necesitados, como los ancianos y los niños. "Un signo para saber cómo va una familia es ver cómo se tratan en ella a los niños y a los ancianos", dijo.

   En octubre pasado, el papa dijo a los recién casados que pueden discutir tanto como quieran e incluso tirarse trastos a la cabeza, "pero nunca dejen que acabe el día sin hacer las paces. Nunca", dijo.

   En la jornada de hoy el papa celebraba la fiesta de la Sagrada Familia y recordó que Jesús, María y José también fueron emigrantes ya que se vieron obligados a huir a Egipto.

   "Mientras fijamos la mirada en la Sagrada Familia de Nazaret en el momento en que está obligada a hacerse prófuga, pensemos en el drama de aquellos migrantes y refugiados que son víctimas del rechazo y de la explotación. Que son víctimas de la trata de personas y del trabajo esclavo". El pontífice quiso orar por las "millones de familias" que se ven obligadas a dejar sus casas.

   Con motivo de la fiesta de la Sagrada Familia el papa rezó ante los miles de fieles una oración que él mismo escribió para la jornada de hoy. Fuente: DPA.de

Te Puede Interesar