Crimen y misterio

Caso candela: Hugo Bermúdez no consigue quien lo defienda

El acusado de ser el autor material del crimen de Candela no consigue abogado que lo represente. Aún no está claro si es peruano o uruguayo. Se esperan dos nuevas detenciones.

Por Sección Policiales

Hugo Bermúdez, imputado en el crimen de Candela Sol Rodríguez, aún no consiguió convencer a ningún abogado para que lo defienda. Su nacionalidad está en duda. En Buenos Aires es peruano, pero para la Justicia de Bahía Blanca es uruguayo, porque allí tiene antecedentes de robo calificado como pirata del asfalto.

Fue el 9 de junio del 2004, junto a otros tres más, que mantuvieron secuestrado por cinco horas a un camionero, al cual robaron. En el expediente declara que tomó un micro hasta la terminal, adonde se encontró con estas personas, quienes lo invitaron a participar del robo.

En el 2005 quedó en libertad. Las citaciones judiciales fueron enviadas a Padilla 471, Villa Tesei, donde fijó domicilio, pero su ex mujer, María Rosa Goycohea, dijo que estaban separados y que allí no habitaba más. Este hombre está preso porque la investigación judicial lo tiene en la mira por la relación de venta de drogas que habría tenido con Carola Labrador.

Ella, a su vez, había dejado de pagarle y él le reclamaba una deuda. El primer llamado reclamando dinero habría sido dentro de las primeras seis horas de la desaparición de la pequeña. Carlos Rodríguez, el padre de Candela, quien cumple una condena como partícipe necesario en una banda de piratas del asfalto, habría estado al tanto de todo esto que sucedía, que su mujer no dijo a la policía, pero sí conversó con él, en las visitas al penal, a las que no faltó, ni siquiera cuando la niña estaba secuestrada.

Se presume que haya sido él quien aportó los nombres de los cinco primeros detenidos. Fue su hermana, la tía paterna de Candela, quien le gritó a Carola, en el sepelio, que devolviera el dinero que debía.

Nadie ignoraba en el riñón familiar la verdadera historia que ocultaba Carola, quien siempre pensó que con la cobertura mediática y la policía iba a poder sola con sus enemigos. Sin duda, el padre de Candela, que vivió en esa casa hasta hace poco más de un año, que fue detenido, no ignoraba esta realidad.

En las próximas horas están previstas dos detenciones. Se trata de un policía de Villa Bosh y otro de San Martín, quienes tendrían relación con la banda. Hay un tercer ADN, fundamental, en la investigación del cual se espera obtener el resultado.

Fuente: crónica

Te Puede Interesar