Tragedia

Conmoción en Maipú tras la muerte de la nena atrapada en las llamas

Los vecinos de la familia se mostraron muy apesadumbrados cuando se enteraron de la tragedia. "Es una familia muy humilde y muy trabajadora", dijeron.

La familia Segura, compuesta por un matrimonio y sus tres pequeños hijos vivía en una precaria casa ubicada en la parte trasera de una vivienda de la Manzana C del mencionado barrio. Las habitaciones del lugar estaban divididas con cortinados y se calefaccionaban con pantallas alimentadas con garrafas.

La madre de los pequeños se dedicaba a realizar pan casero y el padre trabajaba como obrero en una construcción. Debido a que uno de los niños estaba enfermo, la mujer decidió llevarlo a un centro de Salud de Maipú dejando a cargo al mayor de los hermanos.

“No podíamos entrar, no podíamos sacar a la nena, porque las llamas eran muy altas”, dijo uno de los vecinos de la familia al ver cuando las llamas consumían la vivienda. Minutos antes, el hermano de la niña rescató a su vecino e intentó hacer lo mismo con la pequeña Ingrid, pero la voracidad del incendio se lo impidió.

“Es una familia muy humilde y muy trabajadora y son muy buenos chicos”, dijo una de las vecinas algo consternada frente al accidente.

Por su parte, los bomberos que trabajaron en el lugar indicaron “era imposible ingresar, hicimos todo lo posible, pero las llamas salían por todos lados”.

Te Puede Interesar