Duró 96 horas, por gasoil y tarifas

Transporte de cargas: tras el paro, los fletes suben 20% y advierten por su impacto en los precios

Por Miguel Flores.

Finalmente, en las primeras horas del Viernes Santo vuelve a regularizarse el ritmo del transporte de cargas luego de 4 días de paro en reclamo por los faltantes de gasoil y una actualización de las tarifas. Pero ahora algunos sectores están a la expectativa del impacto que tenga en los precios el ajuste, del orden del 11% hasta marzo y del 20% a partir de abril.

La huelga se levantó en la noche del jueves, luego de una reunión de más de 5 horas entre representantes de FETRA (Federación de Transportadores) y algunas entidades agropecuarias como Coninagro, con la mediación de la secretaría de Transporte de la Nación. El compromiso fue, además de un incremento en el valor de los fletes, un "pleno abastecimiento de gasoil" a cambio de reactivar el flujo de cargas para evitar un mayor perjuicio a la cadena agropecuaria, en medio de las cosechas.

Antes de remarcar que las nuevas tarifas son "orientativas" y que se busca así evitar el "abuso de posición dominante", el secretario de Transporte, Diego Giuliano, señaló que "si bien algunos sectores no firmaron, dieron su aval para que el paro se levante. Empezamos con cifras muy lejanas y enormes diferencias, pero con el aporte de algunas entidades como Coninagro pudimos llegar a un acuerdo".  

Lo que puede pasar

Superada esa instancia, desde el sector de los mercados de abasto salieron a advertir sobre la incidencia de los nuevos valores a partir del sábado 16, cuando reabran tras el feriado del Viernes Santo.

"La temporada de algunos productos de Mendoza terminó anticipadamente por las heladas tempranas y en los próximos días se espera la entrada de los de otras provincias. Es difícil saber cuáles serán los precios, teniendo en cuenta la disponibilidad, porque pueden aumentar si falta mercadería y de acuerdo a la que llegue con los nuevos fletes por el problema del combustible", anticipó Omar Carrasco, titular de la UFHA (Unión Frutihortícola Argentina) Regional Cuyo.  

Ya en medio de la medida de fuerza, los precios de algunas hortalizas producidas en la provincia se habían encarecido por la menor oferta, entre 50% y hasta 100% según el caso. 

Algunos ejemplos a tener en cuenta: el cajón de tomate trepó de $1.200 hasta $1800/$2000 en los últimos días, mientras que la berenjena pasó de costar $500 (por 10 kg) a comienzos de abril a $1000 esta semana. Otro caso fue el salto del zapallito (italiano o redondo) de $700 a no menos de $1.500.

Por su parte, los transportistas de cargas dejaron un canal abierto. Es que a través de FETRA, se solició contar con una mesa abierta permanente "para que el diálogo sea fluído, especialmente cuando hay problemas". 

Es que se vienen nuevas discusiones. Sobre todo a partir de mayo, con la apertura de negociaciones paritarias, un ítem que pega fuerte en la estructura de costos del transporte.



Te Puede Interesar