Valle Grande: caos en el río Atuel por una desorganización en el lanzamiento de balsas con turistas

Una situación inédita se vivió este domingo en el río Atuel cuando los operadores turísticos no previeron que si largaban todas las balsas al mismo tiempo, podían provocar un caos que de milagro no terminó en tragedia.

Es que inicialmente, no estaba prevista la erogación de agua desde el embalse en Valle Grande, pero ante el pedido de los operadores, se acordaron 5 horas de habilitación. Apenas se abrieron las compuertas, y sin esperar que el caudal alcanzara mayor altura, se lanzaron con las balsas repletas de turistas.

"Todos salieron casi al mismo tiempo", dijeron testigos a este medio. Fue así como en el primer lugar donde se estancó un balsa, las que venían de atrás no tuvieron tiempo ni espacio para esquivarla. "El atolladero de milagro no terminó en gente con lesiones", dijeron algunos.

Otros explicaron que es habitual que se den vuelta las embarcaciones que hacen rafting, pero lo poco común es que se hayan juntado tantas en la misma situación y lugar. Afortunadamente, no se reportaron lesionados. "Querían aprovechar al máximo el permiso conseguido con Irrigación y les ganó la codicia", concluyeron algunos.

Te Puede Interesar