Break Point Covid: un casamiento, varios tenistas argentinos invitados y un gran dolor de cabeza

Por Sección Andino Sports

El casamiento del tenista Andrea Collarini le podría traer un dolor de cabeza a más de uno. Un grupo de tenistas asistió a su boda y ahora esperan el resultado de los hisopados como consecuencia de una serie de positivos en coronavirus de algunos invitados.

Peligra para siete argentinos el arranque de la temporada 2022 y podrían quedar afuera del Abierto de Australia, a disputarse desde el 17 de enero en Melbourne.

Collarini, que se casó con Delfina Novillo Corvalán en Córdoba, está con fiebre y dio positivo como su esposa. Por eso, todos los asistentes a la fiesta debieron aislarse y testearse.

Entre los afectados se encuentran: Federico Coria, Tomás Etcheverry, Juan Ignacio Londero, Facundo Bagnis, Renzo Olivo, Andrés Molteni y Guido Andreozzi, que participaron de la boda y tenían planeado viajar para disputar el primer Grand Salam del año.

El vuelo chárter que iba a trasladarlos a Australia desde Chile, el 27 de diciembre, quedó en suspenso a la espera de los resultados de los test PCR.

Varios de los jugadores ya integraban el cuadro principal del Abierto de Australia, que se jugará entre el 17 y el 30 de enero. Otros esperaban poder jugar los torneos de la gira previa por el país oceánico y la qualy para el Grand Slam en Melbourne.

Además, Coria y Molteni tenían previsto formar parte del equipo argentino que participará en la ATP Cup entre el 1 y el 9 de enero.

El Abierto de Australia, inflexible con las medidas anti covid

Las autoridades australianas pidieron un esquema completo de vacunación y son muy rigurosos con los protocolos de salud para participar en los torneos que se realizan en su país.

De hecho, hubo un auténtico cruce de posturas entre los organizadores y la familia de Novak Djokovic, sobre este tema ya que el número 1 del mundo que nunca dijo si se había inoculado.

"Si Novak viene a Melbourne, deberá estar vacunado o bien presentar una exención médica", subrayó el director del torneo, Craig Tiley, en declaraciones que consignaron BBC Sports y el periódico deportivo español AS.

Djokovic, de 34 años, posee junto al suizo Roger Federer y el español Rafael Nadal el récord de 20 Grand Slams, de manera que Australia, un torneo que conquistó en nueve ocasiones, representa una inmejorable ocasión para adueñarse de la marca.

La ausencia confirmada de Federer y la probable de Nadal (contrajo coronavirus hace dos dìas y no sabe si estará en Melbourne entre el 17 y 30 de enero), representa una gran ocasión para Djokovic, quien jamás aclaró si se había vacunado contra el coronavirus, luego de haberse mostrado contrario a hacerlo durante todo 2020.

En Australia, todos los tenistas y también el personal afectado al Grand Slam deberán estar vacunados o bien presentar una exención médica otorgada por un panel independiente de expertos.


Te Puede Interesar