Aysam advierte que las reservas de agua potable "están resentidas" y pide consumo responsable

Las intensas tormentas que afectaron a buena parte del Gran Mendoza durante la tarde-noche del jueves dejaron su huella en el proceso de potabilización del agua potable para el consumo con la salida de producción de dos plantas. Y si bien ambas ya trabajan con normalidad, desde Aysam (Agua y Saneamiento Mendoza) informaron que "se está evaluando el estado del servicio".

Asimismo, a empresa advirtió que, pese a haberse normalizado la situación de los establecimientos "las reservas se han resentido, por lo cual se solicita a la población hacer un uso sumamente responsable y solidario del agua potable".

Por las precipitaciones que afectaron a la zona de Agua de las Avispas, en Cacheuta (que afecta al río Mendoza), a última hora del martes habían quedado fuera de servicio los establecimientos potabilizadores Luján I y II. Y sin paralizarse, también impactaron en la producción de las plantas Benegas y Alto Godoy, que abastecen a la mayor parte del Gran Mendoza. 

El objetivo es, según trascendió "recuperar la normal actividad y mantener estables las reservas".

Corte imprevisto en Ciudad

Debido a la rotura de un caño maestro, se ha interrumpido el normal abastecimiento de agua potable desde calle Santiago del Estero a Coronel Díaz y de Paraguay a Ramírez.

Te Puede Interesar