salud mental

En Mendoza aplicarán un test a partir los 55 años para detectar demencias

Mendoza es la primera provincia del país en contar con una ley para incorporar técnicas de detección temprana de trastornos cognitivos en las consultas médicas a partir de los 55 años. Se trata de una iniciativa que fue convertida en ley esta semana y con la que se apunta a diagnosticar distintas patologías en estadíos tempranos. 

La propuesta, convertida en ley por la Cámara de Senadores, fue presentada por la diputada radical Marcela Fernández, en la que se pidió la incorporación de herramientas técnicas y/o métodos de screening de detección temprana de trastornos cognitivos, en el marco de la consulta de atención primaria para todas aquellas personas mayores de 55 años.

¿Qué significa? es la realización de un test que permite detectar en pocos minutos enfermedades mentales o posibles enfermedades mentales, tales como Alzehimer o demencia senil, se manera muy sencilla.

 La población con demencia es significativa a nivel mundial. En Argentina se estima que uno de cada ocho adultos mayores de 65 años padece la enfermedad de Alzheimer u otra demencia. Las proyecciones ya hablan de epidemia para dentro de unos años  

El proyecto además contempla que el examen sea realizado tanto en efectores públicos como privados, así como en Centros de Salud. El mismo podrá ser efectuado por cualquier personal técnicamente capacitado, de preferencia médicos de familia, clínicos y enfermeros, a fin de promover la salud mental y prevenir los trastornos mentales de conducta.

 

"Esta ley es pionera en el país. Me parece que es muy importante la detección precoz de los trastornos cognitivos. Hay métodos muy eficientes que los médicos pueden aplicar", explicó Marcela Fernández, autora de le ley.

Cabe destacar que en 2018, la Facultad de Ciencias Médicas de la UBA, por medio de un convenio con el Consorcio Internacional de Epidemiologia OMS/Universidad de Harvard y con el apoyo técnico de la Asociación de Psiquiatras Argentinos (APSA), realizó un estudio epidemiológico, que indicó que uno de cada tres argentino en algún momento de su vida presentó un trastorno mental. Además se determinó un aumento significativo de expectativa de vida y junto con esto las enfermedades dependientes de la edad, como las demencias.

"Hablamos mucho del crecimiento de la expectativa de vida, pero hay que hablar de la calidad de vida de los adultos, por eso es tan importante poder detectar distintos tipos de trastornos en etapas tempranas y acompañar a las familias en estos procesos que suelen ser muy difíciles", agregó la legisladora. 

La nueva norma apunta a que, dentro de la atención primaria, sea obligatoria la toma de Mini Mental State en la población. La técnica fue desarrollada por Folstein y colaboradores en 1975 y se utiliza como test de base en muchas investigaciones. 

El MMSE es sencillo y corto de evaluación inicial de deterioro cognitivo que permite un primer acercamiento de qué puede estar ocurriendo. La toma dura entre 5 a 10 minutos, no requiere materiales especiales y en Mendoza se realizará a partir de los 40 años.

¿En qué consiste el test Mini-Mental?

El test Mini-Mental comprende una serie de preguntas y la realización de algunas acciones por parte de la persona evaluada. Sus resultados permiten tener una valoración de cribado o despistaje de su estado cognitivo en distintas áreas que se pueden relacionar con diferentes síntomas cognitivos , que en el MMSE son los siguientes:

  • Orientación temporal y espacial: se realizan algunas preguntas acerca del día y el lugar en el que nos encontramos en ese momento.
  • Memoria inmediata y retención: para su evaluación se emplea la repetición y recuerdo de tres palabras. Como un apunte curioso, el título de la película documental sobre Pasqual Maragall "Bicicleta, cuchara, manzana"  son las palabras empleadas en una de las versiones españolas de esta prueba.
  • Concentración y memoria de trabajo: se realiza una actividad de cálculo mental o, alternativamente, en algunas versiones se emplea una de deletreo inverso de una palabra.
  • Lenguaje: se solicita a la persona evaluada la repetición de una frase sencilla, la realización de una orden escrita y una verbal, la escritura de una frase y la denominación de un par de objetos.
  • Praxis constructiva gráfica: requiere de la copia de un dibujo geométrico.

El MMSE original cuenta con un rango de puntuación de 0 a 30, mientras que el MEC tiene dos versiones, una de 35 puntos y otra más actual, de 30 puntos, para facilitar la comparabilidad con su antecesor. Aunque se puede oír hablar de puntos de corte para la detección de demencia, en sí misma, la puntuación del Mini-Mental no es determinante de nada. La interpretación del resultado de esta prueba la debe realizar un profesional, puesto que se deben considerar diversos factores clínicos y sociodemográficos.

¿Qué utilidad tiene el test Mini-Mental?

Una de las principales ventajas del test Mini-Mental es que, con un tiempo de administración de entre 5 y 10 minutos, permite obtener de forma rápida una primera estimación del estado cognitivo de la persona evaluada o, a veces, realizar un seguimiento general de su evolución. Es una prueba de cribado y, en ningún caso, se puede realizar ningún diagnóstico solo con ella.

El diagnóstico  de la enfermedad de Alzheimer, como el de cualquier otro tipo de demencia , requiere de distintas visitas médicas y pruebas complementarias. A partir de los resultados en el test Mini-Mental y de la información recogida durante la visita, el profesional sanitario valorará la idoneidad de realizar pruebas complementarias o una evaluación neuropsicológica para conocer con mayor precisión el grado y extensión de una posible afectación cognitiva.


Te Puede Interesar