AZAR

Derribando mitos: ¿en épocas de crisis hay más o menos apuestas en la provincia?

Esa creencia popular de que en épocas de bolsillo flacos muchos se vuelcan al juego para ver si la suerte les cambia la realidad, es -en parte- un mito. Lo cierto es que las agencias de juegos oficializados aseguran que están en crisis, como muchos sectores a los que la pandemia afectó, sujetas al poder adquisitivo de la gente. Sin embargo, desde el Gobierno aseguran que los niveles de juego son similares a los de la prepandemia.

Que el sueldo cada vez alcanza para menos producto de la inflación y que se van resignando ciertos gastos es una realidad que afecta a gran parte de los argentinos. Y entre esas cosas relegadas aparece el juego, según relatan desde el propio sector.

Si bien muchos podrían pensar que en épocas de crisis muchas personas apuestan a soluciones mágicas o azarosas, lo cierto es que esta regla no se estaría cumpliendo y en los últimos meses la actividad de las agencias de quiniela en Mendoza decayó, según advierten.

Los quinieleros aseguran que la actividad quedó golpeada, como muchas otras, como consecuencia de la pandemia. Y si bien las agencias estuvieron cerradas menos de un trimestre durante 2020 y pocos días en 2021, los efectos de la crisis económica que dejó esta situación se siguen sintiendo. 

En donde más se siente la baja del juego es en la quiniela, un juego nacional y provincial que requiere apuestas más bajas. "Ha disminuido mucho, estamos en una franca crisis. No sabemos si es por temor del apostador o por falta de dinero. Está bastante paralizada la cosa", destacó Jorge Lombardo, propietario de una agencia ubicada en la Capital mendocina y además presidente de la Asociación Mendocina de Agentes de Juegos Oficializados (Amajo).

Por otra parte, destacó que los juegos que menos bajaron -aunque decayeron- fueron el Telekino, Loto y el Quini 6. En el primero, sostuvo que una de las causas es que hasta principios de septiembre se jugaba cada 15 días y ahora lo hace semanalmente.

Sin embargo, desde el Ministerio de Hacienda, bajo cuya órbita funciona el Instituto Provincial de Juegos y Casinos (IPJyC) aseguraron a SITIO ANDINO que "desde que se reestableció la actividad subió paulatinamente nivel de actividad y al día de hoy las quinielas están en niveles similares a la pre pandemia".

Otro agenciero, Enrique Paolini, tesorero de Amajo, sostuvo que la mayor baja se registra en la quiniela, mientras que se observa que la gente joven se vuelca principalmente al Quini 6 debido a que otorga pozos más grandes. 

"Estamos en una situación complicada. Desde el Instituto Provincial de Juegos y Casinos no hay estímulo, promoción ni propaganda", sostuvo. "La gente juega lo que le sobra", advirtió.

Por su parte, desde San Rafael Laura Mandolesi, propietaria de una agencia, coincidió con la radiografía del sector. "Está complicado, muy caído. Se ha frenado muchísimo la actividad. No recibimos ningún tipo de estímulo por parte del Gobierno, que es para quien recaudamos", expresó.

Además, destacó la "vulnerabilidad" del sector. "Hay mucha gente que jugaba de manera habitual y ya no lo hace tan seguido porque no le alcanza, o muchos que jugaban a los cuatro sorteos de las quinielas del día ahora juega a uno", relató.

Búsqueda de alternativas

"Se dio una proliferación de agencias que afectó mucho porque se reparte la misma cantidad entre más puntos de venta. A esto se suma una baja en el juego. Estamos en una crisis del sector y muchos agencieros se han tenido que diversificar", sostuvo Paolini. Actualmente hay unos 1.400 puntos de venta en toda la provincia: 320 agencias y más de 1.000 subagencias. 

Por eso, comentó que se le planteó al Instituto Provincial de Juegos y Casinos poder aprovechar el gran trabajo logístico del sector para sumar actividades. "No hay ideas de estímulo para que la cosa funcione. Desde Aamajo es muy difícil poder hacer algo, incentivar el juego, porque no tenemos capacidad de hacer campañas publicitarias".

"Podemos sumar muchos servicios, como la carga de la SUBE, la venta de entradas para espectáculos, pero no logramos avanzar con esto", sostuvo Paolini,

A esta situación, le agregan la irrupción de las apuestas online, de las que están "al margen". 

Te Puede Interesar