clases

Así se estudia y se vive en una escuela albergue de San Rafael en pandemia

Culmina la cena y antes de ir a la habitación para tener las horas de descanso un grupo de niños va en busca de libros para tener algunos minutos de lectura antes de que termine el día; no todos saben de leer por eso "los más grandes" lo hacen en voz alta para los más pequeños... una especie de ritual que se repite día a día en las dos habitaciones donde descansan los alumnos de la escuela Vialidad Nacional en el paraje de La Horquetea, en el distrito sanrafaelino de Monte Comán.

Marcela Oliva, directora de la escuela Vialidad Nacional en "La Horqueta", contó a MEDIOS ANDINOS como son los días de clases durante 15 días en este establecimiento ubicado sobre ese paraje de San Rafael. 

La escuela está ubicada en el kilómetro 268 de la ruta nacional 146 y es lo único que se ve, además de campo y ruta, en el tramo entre Monte Comán y la provincia de San Luis.

A unos 130 kilómetros de San Rafael y General Alvear la escuela funciona en forma de burbuja en esta pandemia, porque las medidas anti Covid-19 también se ponen en práctica en esta escuela albergue que recibe a los alumnos en dos tandas cada 15 días.

La institución cuenta con 21 alumnos albergados, que cumplen 15 días conviviendo en la escuela; son chicos de campos de la zona. Los docentes se organizan para que en la quincena los alumnos no solo tengan el material pedagógico si no alimenticios; y sobre todo se preparan para brindar cariño en contención. Es que además de maestros tiene ese rol de padres con niños muy pequeños que estarán sin sus seres queridos todos esos días.

La Directora maestra

"La forma de trabajo por ser albergue es de 15 días de corridos por 15 días de franquicia, durante esos días; niños, docentes y celadores estamos cumpliendo durante 24 horas las diferentes tareas escolares y otras que van surgiendo", contó Marcela Oliva, Directora de la escuela albergue Vialidad Nacional.

De acuerdo a su testimonio los días normales también han cambiado en este establecimiento porque "estamos trabajando por burbujas, hemos divido a la matricula en dos y es que necesitamos espacios, si bien la cantidad de niños es poca necesitamos dividir que ellos mantengan cierto distanciamiento, se hace difícil a veces porque se comparte durante 24 horas no solo las actividades de grado si no otras como desayuno almuerzo, cenas , horas de descanso y de juego pero tratamos de acomodar nuestra realidad diaria en esta situación de pandemia que nos ha hecho tomar varios recaudos", explicó.

La jornada arranca a las 8 horas, están en clases con un pequeño intervalo de recreación hasta las 18 horas y luego empezaría el tiempo hogar donde hay otras formas de recreación y realizan las tareas extraescolares, las horas de baño y refuerzo de tareas, la cena y horas de descanso, así sería la jornada de los niños.

Docentes y padres

"Es una tarea de docentes y una tarea afectiva como padres, somos sus únicos referentes en los 15 días en que están los niños, entonces nos toca un poco hacer un montón de actividades que van más allá del aula, los acompañamos en las horas de descanso cuando alguna se despierta soñando, que extraña su casa, cuando alguno le duele la pancita, hay otras acciones donde nos lleva a tener un vínculo afectivo más allá de la tarea docente, y nos une más", dijo Marcela con respeto a la relación diaria en la escuela hogar.

En ese punto está la escuela y nada más, nos hay otro lugar, "está la escuela sola y está el campo y la ruta, por eso tenemos mucha contención, nos acompañamos todos y hay chicos que los necesitan un montón, tenemos 21 niños divididos en dos burbujas, desde nivel inicial hasta séptimo grado si bien este año no hay alumnos en séptimo grado", explicó.

Según dijo con el correr de los años han disminuido la cantidad da de alumnos, se nota mucho la baja de matrícula por estas cuestiones de que las familias van dejando los trabajos en los campos para buscar otras alternativas y otras actividades "ahora por lo general solo queda el papá haciendo tareas de campo y la familia busca otras opciones en pueblos cercanos".

En la escuela hay alumnos de zona de campo de la zona y Monte Coman, y también hay del lado del límite de la provincia de San Luis.

La economía

La escuela recibe fondos del gobierno escolar para cubrir las necesidades de cada periodo de trabajo, pero los fondos a veces son insuficientes, "como nos pasa en la casa, por variación de los precios y demás y creo que la situación económica es así en general y mensualmente nos hacen los depósitos para adquirir lo que es comedor, agua y elementos de limpieza".

"Acá se preparan la mayoría de las cosas, hay una encargada de cocina y hay veces que hay chicos tiene que cumplir una dieta especial y sus papas se encargan de esos, hay cuatro docentes, tres maestras de grado y una maestra nochera, mi función de directora maestra y cuatro personas de celaduría. Todos convivimos las 24 horas más lo profes de áreas especiales que vienen determinados periodos de trabajos que van y viene en el día", agregó.

La importancia de la escuela albergue

La escuela fue fundada en el año 1986, según los registros que están en el establecimiento. "Me gusta mucho trabajar en esta escuela, tiene los condimentos que hacen linda la tarea y se comparten otras cosas y la connivencia hace que nuestro trabajo sea placentero y creo que acá lo hemos logrado y nos estamos acompañando, aprendemos a vivir de otra manera porque se hace difícil estar con alguien tantas horas con personas que tiene otros hábitos y otras formas... pero la clave está en resolver la situación y empezar a convivir", dijo Marcela.

También aparecen sentimientos encontrados cuando un alumno termina el ciclo primario, "se nos hace difícil despegarnos cuando los chicos se hacen grandes y salen, los alentamos a que hay algo más después de esta escuela, pero se nos hace difícil, ellos tampoco se quieren ir, es muy lindo porque tenemos muchas horas de apego".

Al final destacó la importancia de esta escuela y dijo que es fundamental porque para muchos niños "es la única respuesta a sus necesidades, de la zona y de los pueblos allegados, es una excelente opción la escuela hay papás que no disponen de recursos para darles lo que necesitan no solo en cuestiones curriculares si no de alimentos o de atención", terminó.

Te Puede Interesar