Ídolo de Boca le cerró definitivamente las puertas al fútbol y se volvió a su pueblo natal

Por Sección Andino Sports

Es uno de los jugadores más ganadores de Boca, parte fundamental de aquellos equipos de Carlos Bianchi que se cansaron de ganar torneos a nivel local y, especialmente, internacional. Pero decidió ponerle un alto definitivo a su relación con el fútbol y priorizar a su familia.

Se trata de Roberto Abbondanzieri, quien dejó de trabajar como ayudante de campo de su gran amigo Martín Palermo en Curicó Unido de Chile para volver a Bouquet, su pueblo natal en Santa Fe. ¿El detonante? El no haber podido darle la última despedida a su padre, fallecido recientemente.

"Decidí alejarme, porque me perdí muchas cosas de la vida. La pandemia aceleró la determinación", afirmó el Pato en diálogo con Deportivo IP, de Canal IP. Y agregó que "hace poco falleció mi papá y no pude estar presente. Eso me dolió bastante y quise estar cerca de mi familia. Me costó dejar de lado a un amigo, pero era lo mejor para mí".

Sobre su futuro, Abbondanzieri afirmó que le cerró las puertas al fútbol: "Hace mucho tiempo que estaba fuera del barrio donde nací. A los nueve años me fui de mi casa para poder jugar en otro pueblo, porque en el mío no se podía. Es momento de regresar. Acá tengo un campo y lo trabajo".

Te Puede Interesar