Román habló con el plantel de Boca: ¿que le dijo en la previa del Superclásico?

Por Sección Andino Sports

Fue durante la mañana en el Centro de Entrenamiento de Ezeiza. Una charla que se dio de manera espontánea, nada anunciado ni programado. Juan Román Riquelme y los jugadores. En la previa del superclásico de este domingo entre Boca y River en la Bombonera, por los cuartos de final de la Copa de la Liga.

El encuentro no fue en el vestuario, sino en una de las canchas de complejo deportivo xeneize. Román había estado desde temprano siguiendo como siempre el partido de Reserva (triunfo 2-1 ante Godoy Cruz que clasificó al equipo de Sebastián Battaglia a la semifinal) desde el balcón terraza que tiene junto a las oficinas administrativas. Una vez que terminó el partido, bajó a las canchas y primero estuvo unos minutos con Miguel Angel Russo, en la que es una imagen habitual que se da en el predio boquense.

Pero después Riquelme se acercó a los jugadores que ya habían terminado el entrenamiento y, acompañado por su Consejo de Fútbol, se dio una charla de forma espontánea, pero claramente buscada por el ídolo y vicepresidente. Por lo que se juega Boca, por lo que se juegan Russo y los propios jugadores, y también él mismo, en el primer mano a mano de la gestión, después de las eliminaciones sufridas durante el mandato de Daniel Angelici y de los dos títulos ganados a su clásico rival de manera indirecta en la Superliga 2019/20 y en la Copa Diego Maradona.

Porque así como suele pasar que Román cruce palabras con el entrenador, no lo es tanto en el caso de los futbolistas. No quiere meterse en territorio del DT, no quiere que su figura incomode a nadie. Nunca fue a los partidos de visitante, ni del campeonato ni de la Libertadores, y de local asiste a su palco sin pisar el vestuario local en la previa de los juegos.

De hecho, luego de que Santos apelara a charlas motivacionales de sus símbolos Pelé y Neymar antes de las semifinales pasadas, no fueron pocos los que reclamaron lo mismo al gran ídolo xeneize que encima está dentro del club, por lo que podría generar su mensaje a los jugadores. Es decir, que esa aura que suele invocarse se convierta también en influencia concreta y tangible...

En el último superclásico, el 14 de marzo en la Bombonera, la voz de Román se filtró adrede en la televisión, cuando gritó de la ventana de su palco en la Bombonera a los periodistas que cerraban la transmisión. "Hace rato que River no juega mal", dijo para que se oiga.

Esta vez, está dicho que no se trata de un partido más para ningún actor xeneize por lo que generaría una eliminación, y Riquelme-jugador siempre tuvo bien claro cómo se juega contra River. No por nada supo destacarse a lo largo de su carrera en el club en los superclásicos, con lujos y goles pero por sobre todo con partidazos inolvidables.

"Yo soy hincha de Boca y siempre quiero ganarle a River. Este partido es una gran oportunidad para todo el grupo, para los que vienen desde hace varios años y para los que llegaron después", dijo JR en la charla que no duró más que unos minutos, como para motivar a los jugadores que vienen de tres derrotas consecutivas, entre ellas el tropezón con titulares ante Santos en Vila Belmiro que dejó las cosas apretadas en el Grupo C.

Y, según contaron desde el club, luego llegó la metida de presión: "Está en ustedes darle una alegría a la gente. Los clásicos los ganan los que intentan. El lunes más de la mitad del país tiene que estar contenta". La Mitad + Riquelme.


Te Puede Interesar