Tendencia

Por estas subas de abril, la inflación "oficial" está cada vez más lejos del 29% anual

Por Sección Economía

Con 12% de inflación acumulada (según proyecciones de marzo) en el trimestre, el bolsillo de los argentinos no tiene paz. Mucho menos con el abril que se avecina, cargado de aumentos en naftas y distintos servicios clave, que van desde el transporte a las expensas y hasta el uso de cajeros automáticos.

En marzo ya hubo ajustes en prepagas, colegios privados (para los que reciben ayuda estatal), naftas y energía, entre otros. Con lo cual la pauta podría superarse, si se confirma el dato del tercer mes del año en torno al 4%, dado que hasta febrero ya suma 7,8%. 

Hasta ahora, la suba de combustibles va al frente por lejos: tras acumular un 17%, YPF prevé otro ajuste en abril del 5% promedio y cuando se complete el tramo en mayo, el litro de nafta premium llegará a $100. Además, suben un 10% los sueldos del personal doméstico, y también las expensas producto del acuerdo de paritarias que lograron los encargados de edificios.

Al respecto, los encargados de edificios cerraron un acuerdo del 32%, que en abril tendrá su primera cuota del 7%. Según referentes del sector, equivale a un alza de alrededor de 5% y 7% en las expensas, ya que al ajuste de bolsillo se suman cargas patronales a pagar por los consorcistas.  

Pero no es todo. En el cuarto mes del año los bancos volverán a cobrar la extracción en cajeros automáticos  que pertenezcan a una red o entidad diferente a la que emitió la tarjeta de débito. Así, el conjunto de variaciones de precios aleja aún más la posibilidad de cumplir con la proyección del 29% de inflación realizada en el Presupuesto 2021.

Transporte y tarifas

Además, después de la de febrero habrá una segunda suba del taxis, al menos en Buenos Aires. Así,  la bajada de bandera se ubicará en $85,70 en abril, con $8,57 por ficha diurna cada 200 metros recorridos, y $10,28 la nocturna, lo que significa un incremento total del 44%.

En cuanto a tarifas de electricidad y gas, las empresas de generación y distribución participan de audiencias públicas para definir un esquema tarifario de transición, luego del congelamiento del 2020. Se estima que las tarifas tendrán el primer aumento de la gestión Alberto Fernández hacia fines de abril o principios de mayo, para achicar costos en subsidios y reducir el déficit fiscal.

En la última audiencia pública del gas, las distribuidoras pidieron una recomposición mínima del 50%, que impactaría en un alza de 15% en las boletas. En el caso de la electricidad, el lunes y martes próximos serán las audiencias públicas por el transporte nacional y la distribución metropolitana, que tienen un peso de 29% en las facturas, aunque la postura del Gobierno sería otorgar alrededor de una tercera parte de lo solicitado.


Te Puede Interesar