Aniversario de la Ley Nº 26.618
A 10 años de la Ley de Matrimonio Igualitario: "Es un derecho que nos permite amar sin ser condenados"
Miércoles, 15 de julio de 2020
Por: Florencia Rodriguez - En Twitter: @flor_rodz

Fue un día histórico. Aquel 15 de julio de 2010, el Congreso de la Nación sancionaba la Ley de Matrimonio Igualitario y Argentina se convertía en el primer país de Latinoamérica en avalar el casamiento entre personas del mismo sexo. Fue un día como hoy, hace 10 años, cuando luego de más de 20 horas de debate entre legisladores, se aprobó la normativa. Si bien, en Mendoza no hay datos de quienes contrajeron matrimonio civil e igualitario en este 2020, sí se sabe que hasta el 2019 fueron 332 las parejas que dieron el sí en la provincia bajo el ala de esta ley, la Ley Nº 26.618.

"Pionera y de vanguardia, así la defino. Con esta ley, Argentina avanzó y reivindicó los derechos de las personas del colectivo LGTBIQ+. Lo recuerdo como si fuera anoche: junto con varias organizaciones pasamos mucho frío en Plaza de Mayo esperando que los legisladores apoyaran y pudiéramos tener esta ley. Fueron horas interminables, cuando finalmente se aprobó, hubo llanto de tristeza por quienes no acompañaron y alegría por el paso que habíamos dado como sociedad", comenzó a contar Fernanda "Teté" Urquiza, coordinadora de la Dirección de Género y Diversidad de Mendoza.

"Fue muy importante para la comunidad y también es importante que este logro se refleje en números, en porcentajes porque lo que no se visibiliza no se puede tratar. Sé que hasta el año pasado teníamos 332 matrimonios civiles e igualitarios en Mendoza. Este año, no se han dado a conocer los números- los maneja el Registro Civil- entiendo que no lo han hecho porque en el colectivo, hay personas que quieren ver las cifras y otras que no. Particularmente, para mí, el matrimonio es igual para todos y todas. No creo que divulgar los números es discriminación pero también entiendo que hay muchas personas que no se sienten identificadas entonces respeto esa posición y la comprendo. La idea es que todos y todas se sientan respetados/as.", sumó.

Una historia de amor con todas la de la ley

El sábado 23 de agosto del 2013 no fue día más para Darío Accinelli y Matías Rigoni, fue la fecha en la que se conocieron y hasta hoy comparten su vida. La Ley de Matrimonio Igualitario se sancionó en el 2010 y por aquella época, uno de los protagonistas de esta historia aún no tomaba noción de lo que significaría para él más adelante.

"Por mi edad quizás, no estaba muy al tanto de los derechos que se adquiría como individuo y como ser humano que siente. La importancia de la ley la percibí cuando conformé mi relación cuando descubrí que había encontrado a la persona que amaba y que elegía para estar toda la vida. Sin duda, a nivel sentimental fue un paso, una evolución muy importante que dimos como sociedad. Un paso a ser reconocidos como persona y no como un individuo que por pensar o sentir diferente era condenado", comenzó a contar Matías.

Darío y Matías dieron el "sí" hace tres años.

"Legalmente, se daba un formato y un respaldo a ese sentir como humano. Fue, sin dudas un derecho adquirido que nos visibilizó, igualó y reconoció que se puede amar sin ser condicionado o juzgado por la mirada del otro. Obviamente, todavía existen opiniones o conceptos muy conservadores a la hora de hablar de matrimonio igualitario porque todavía no entienden que la barrera trasciende al género, es una cuestión de ser, sentir. El amor es la sola existencia de la persona amada, como dice Bucay, cuando uno llega a ese plano de encontrar a esa persona y sentir que está al lado tuyo es maravilloso y en el plano homosexual, el matrimonio igualitario nos permitió poder compartir una vida junto a quien se quiere y ser reconocido legalmente hasta en la simpleza de poder cederle los derechos de la obra social que antes no estaba. Por ahí, uno tenía un trabajo en blanco y el otro era independiente y ahora gracias a esta ley podemos ingresar como grupo familiar y gozar del mismo derecho de salud. Eso como un ejemplo sencillo", agregó.

Matías y Darío se casaron hace tres años y ya llevan siete juntos. "No hay dudas de que voy a estar eternamente agradecido al kirchnerismo, sé que habrá personas que no lo verán de esta forma pero fue el único Gobierno que se la jugó por reconocer y otorgarnos derechos como personas. Para mí, eso cruza cualquier tipo de barrera ideológica. Permitió además, el avance en otros países sobre esta elección de vida. Muchas veces se prejuzga y se dice que el homosexual es pervertido, degenerado, y no es así. Yo elijo vivir mi vida así sin molestar a nadie, no molestamos a nadie. Lo vivo así, feliz", cerró.

¿Por qué no hay cifras este año?

Desde el Registro Civil provincial explicaron por qué no divulgaron estadísticas este año. "Yo sugiero hace años no dar datos estadísticos en este sentido. Entiendo que en los primeros años sí era un dato relevante porque ayudaba para visibilizar. En Mendoza, todos los libros que hay en las oficinas son los mismos, no importa quiénes se casan, los libros son iguales, se labra el matrimonio y se sube al sistema, no hay un libro para matrimonios del mismo sexo, como corresponde, así tiene que ser", señalaron desde la Asesoría Legal.

Números aparte, lo cierto es que la Ley Nº 26.618, al igual que la de Identidad de Género, marcaron un hito en la historia argentina. Ambas reivindicaron y otorgaron derechos.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario