Fútbol Copa América

Scaloni: "Si gano la Copa, renuncio"

Por Sección Andino Sports

"Si ganamos la Copa América, me retiro", dijo Lionel Scaloni. Se rió. Rápidamente aclaró que era un chiste. Generó sonrisas en la sala de conferencia de prensa y realizó las reflexiones previas al debut de este sábado (19.00), ante Colombia por la Copa América.

El técnico confirmó el equipo: Armani; Saravia, Pezzella, Otamendi, Tagliafico; Lo Celso, Guido Rodriguez, Paredes; Messi, Agüero y Di María. Lo dio así, un 4-3-3, aunque relativizó la importancia del sistema.

"Acá no se le pide a uno que dé más que otros. Si cada uno lo que hace un club lo pone en la Selección estaremos en un gran equipo. El sistema puede ser 4-3-3, 4-4-2, 4-2-3-1, con estos jugadores tenemos todas las posibilidades, lo van a ver en la cancha. Puede variar porque son jugadores versátiles", explicó.

"La Selección Argentina siempre va a tener presión, así tengas contrato por seis años o dos meses. No estoy seguro de que sólo se valore el resultado. Ahora mismo no es sólo el resultado, el cómo es importante y se valorará eso. No sólo por ganar y perder un técnico tiene que continuar. La gente lo tiene claro. No tenemos presión por ganar algo, sino porque el equipo juegue a lo que nosotros queremos y que la gente se sienta identificada con este equipo. Hay que sacarse la mochila de presión e ir partido a partido. Lo más importante es que logremos transmitir la idea colectiva", tiró.

"No nos podemos quejar, tuvimos muchos días, la convivencia fue espectacular. Les inculcamos a estos chicos que disfruten del momento. Es inútil pensar qué pasa si nos quedamos afuera. Esta Selección llegó a dos finales de Copa América. Estamos por iniciar y no sabemos a dónde vamos a llegar y éstos llegaron a dos finales, que por nada no se ganaron. Será todo muy difícil, complicado, según cómo vayan las cosas, saldremos muchos más tranquilos. Estamos para demostrar que estos jugadores pueden jugar con esta camiseta. El resultado va con muchos aspectos que van cambiando. Lo importante es que honren esta camiseta. Que la gente diga me gustó el equipo y me gustó esta idea", argumentó.

"Desde que estamos juntos fue cuando más tiempo tuvimos para trabajar. Contentos y confiados. Necesitamos salir a la cancha con tranquilidad, hacer nuestro juego, teniendo en cuenta que es un partido de fútbol. Si salen tranquilos a la cancha harán un buen partido", adelantó.

"Estamos tristes por Andrada. Tuvimos que hablar con él y tomar esta decisión de su baja que no está buena. Además de ser un gran chico, teníamos muchas esperanzas en él. No había garantías de lo que podía pasar más adelante. Había que pensar en él. Sufrimos la lesión de él, de Palacios, de Kannemann, Zaracho. Con mucho dolor, son decisiones que hay que tomar. Se nos partía el alma, pero lo tuvimos que hacer", dijo sobre la baja del arquero de Boca, lesionado, por Musso.

"En un debut de una Copa América, en esta magnitud, no hay rival fácil. Colombia tiene cosas buenas y tomaremos nuestros recaudos. Tenemos que hacer nuestro juego, pensar más en nosotros que en nuestro rival", explicó.

"Somos un equipo en el cual todos tienen que trabajar, todos tienen que saber qué hacer dentro de la cancha. Y si tenemos solidez, no sólo para defender, para estar en la mitad de la cancha, para que no nos agarren con espacios, sabemos que arriba tenemos gente que puede definir un partido", dijo.

"Yo rescato las ganas de jugar al fútbol de Leo. Nació para jugar y ganar. Es un ganador y es una alegría enorme que esté con esa alegría y participación. Sólo tengo palabras positivas hacia él y el resto de sus compañeros. Parece que se conocen de toda la vida", contó.

"De la falta de altura... Tenemos los jugadores que tenemos y no podemos hacerlos crecer. Cuando tenés estos jugadores que la pelota parada es más cuestión de actitud, convencimiento que otra cosa. Tagliafico no es altísimo pero cabecea bien, no tiene mucho que ver la altura. Es estar decidido a buscar la pelota. Lógicamente sabemos cómo trabajarlo. Pero es cuestión de estar decidido", contó.

"Los jugadores no cambiaron mucho desde el anterior partido ante Colombia (septiembre). Un poco lo táctico. Nosotros y Colombia podemos jugar diferente. Cada equipo tiene dos o tres maneras diferentes de jugar en lo táctico. Contra Panamá y Perú, Colombia jugó distinto que antes y con los mismos jugadores. Se valora eso, tiene un entrenador de una enorme experiencia (Queiroz). Espero que le vaya bien después de jugar con nosotros".

"Cada conformación de un equipo tiene pros y contras. Será positivo si Lo Celso hace diagonales. Tenemos diferentes maneras de atacar. Lo Celso tiende a centralizar pero no tiene por qué no jugar abierto. Si no se abre lo hará Saravia. En esa parte de la cancha necesitamos más juego que amplitud. El sistema y la manera de ubicar a los jugadores va a ir variando".

 "Estoy bien. Cuando dirigís a la Selección en un amistoso con Nicaragua, amistoso con Marruecos u oficial con Colombia no cambia tanto desde lo que genera ser entrenador de la Selección. Nunca nos paramos a pensar en la posición que estamos porque la cabeza te da vuelta. Estoy igual que siempre. No cambié para nada. Se te vienen muchas cosas a la cabeza, mi familia, mi esposa, mis hijos, que están en España. En cuanto al partido de mañana estoy tranquilo de verdad", aseguró.

 

Te Puede Interesar