APERTURA DE LA ASAMBLEA LEGISLATIVA 2019

Cornejo, sobre la salud: "Hemos puesto especial énfasis en las mejoras, ampliaciones y refacciones de los principales hospitales de la provincia"

En su último discurso legislativo, el gobernador Alfredo Cornejo se destacó -entre otros temas- su gestión en educación: 

"Cuando asumimos, en el Hospital Central no funcionaban los ascensores; el Hospital Notti se colapsaba en invierno, el Carrillo era una cáscara vacía y en el Schestakow no funcionaban las calderas y los líquidos cloacales inundaban algunas áreas. Hoy por primera vez en la historia de nuestra provincia, se realizan trasplantes hepáticos en el Central, como parte de un programa que sólo se ejecuta en 5 centros públicos del país. El Notti tiene comprado un nuevo terreno para su ampliación y se ha incorporado tecnología de punta como un resonador magnético; en el Carrillo se realizan cirugías pediátricas y el Schestakow vuelve a ser el hospital de alta complejidad que el Sur provincial necesita.

Hemos puesto especial énfasis en las mejoras, ampliaciones y refacciones de los principales hospitales de la provincia, que algunos de ellos, en 2015 apenas si funcionaban como un centro de salud, tal el caso del Carrillo o el Metraux.

En el Notti, en menos de cuatro años superamos los 100 millones de pesos de inversión, 64 de ellos en infraestructura y 23 en equipamiento. Entre ellas se destaca la habilitación de 18 camas para pacientes inmunodeprimidos, la refuncionalización de la lavandería y ropería, como así también la compra del terreno continuo de 6.500 metros cuadrados para trasladar los consultorios externos. Se construyó un Centro de Lactancia Materna y se agregaron nuevos espacios para cirujanos y traumatólogos. Se han incrementado tanto los servicios como la población atendida, así como la tecnología médica disponible para nuestros niños y sus familias.

Otro ejemplo es el Schestakow de San Rafael, que se está ampliando también el 50% de lo ya construido: 6 mil metros cuadrados nuevos y 3 mil refuncionalizados que apuntan a prepararlo para la demanda de los próximos 20 años. Se complejizó el área de Neonatología con nuevo equipamiento, lo que evitó un 70% menos de traslados de niños recién nacidos al Hospital Lagomaggiore, donde también tenemos una nueva Maternidad centrada en el binomio madre-hijo. Hoy incorporamos, entre otra aparatología, cardiodesfibriladores, un tomógrafo y una ambulancia exclusiva para el servicio de Terapia Intensiva.

En el caso del Perrupato, de San Martín, se sumó la construcción de 8.000 metros cuadrados que incluyen el área de rehabilitación y 22 consultorios externos. Se ha certificado y recertificado normas de calidad en áreas como Farmacia y Bioquímica, con indicadores que las ponen entre los mejores del país. Asimismo, se hicieron refacciones en la guardia, consultorios externos, quirófanos y guardería del Hospital Central, pero también en otros centros como el Scaravelli de Tunuyán; el Illia de La Paz; el Tagarelli de Eugenio Bustos, o la recientemente anunciada construcción de 3.100 metros cuadrados nuevos para el histórico Gailhac que lo sacará del abandono que sufrió durante décadas, en lo que es un récord histórico de inversión hospitalaria.

Al finalizar la gestión, se habrán incorporado al sistema público más de 59 mil metros cuadrados nuevos de infraestructura sanitaria, equipada para mejorar la atención de los mendocinos. Entre ellos, 8 centros de salud completamente nuevos (reemplazando construcciones originales de hace 50 años) como el de Salto de las Rosas (San Rafael), el 171 de Tunuyán, el de Bowen (General Alvear) o los Cinco mil lotes (Las Heras); en muchos casos renovando también el equipamiento disponible para ofrecer más servicios -como Rayos X u Odontología- que antes debían concretarse en los hospitales de la zona. Se crearon 11 refugios para el abordaje de la violencia de género (no existía ninguno en 2015) y se inauguró un nuevo edificio para el Vacunatorio Central. Como dije, la obra pública ha sido en nuestro gobierno un instrumento de política económica muy fuerte en relación a generar empleo.

Pero también se implementó la cobertura Universal de Salud (CUS), así como las historias clínicas electrónicas y los turnos on line. Mejoró sensiblemente la capacidad de recupero del cobro a las obras sociales y se redujeron las derivaciones a los grandes hospitales.

Se avanzó en una política de compra, stock y mantenimiento de medicamentos. Cuando asumimos, los hospitales no tenían gasas y los pocos medicamentos que había, alcanzaban para una semana. A los proveedores se les debía 6 meses y teníamos carencia de productos esenciales como la insulina. Hoy, en toda la Provincia, en los 30 hospitales y 250 centros de salud, hay 3 meses de stock y no hay deuda. Nuestros médicos y enfermeros tienen todo lo necesario para atender a los mendocinos porque el orden es imprescindible para administrar bien, pero también para diagnosticar correctamente y actuar en consecuencia.

Lo mismo podemos decir respecto de los proveedores de salud: no hay antigüedad de deuda. Se paga mes a mes, incluso tras la devaluación y el impacto de la suba del dólar (que implica un componente del 80% del precio del medicamento). Nunca en estos tres años han faltado medicamentos y hasta se creó un Banco de Prótesis. Esta política de compras generó ahorros millonarios a la Provincia. Sólo como ejemplo, en diciembre de 2015 al proveedor del Programa Oncológico se le debían 18 meses. Hoy estamos al día y por ese cumplimiento se mantuvo el precio de los insumos durante 2 años, sin ningún tipo de atraso ni complicaciones.

En la misma dirección de la administración ordenada podemos decir que se han disminuido sensiblemente los tiempos de espera de la población para la colocación de marcapasos, prótesis de caderas y operaciones en general en los efectores públicos. Se empezó a trabajar con la procedencia de los pacientes para evitar traslados y desplazamientos innecesarios de la población. Algo similar encaramos con el recurso humano, llamando a concurso 170 cargos para el inicio de la carrera médica, un hecho inédito en la Provincia ya que en 30 años esto no había sucedido nunca. O con la incorporación de 26 ambulancias así como también utilitarios y vehículos 4x4 en zonas inhóspitas, para cubrir las necesidades sanitarias de los hospitales, pero también del Servicio Coordinado de Emergencia (SEC). Además, se incorporó un helicóptero sanitario para casos de urgencia y emergencias graves.

Avanzamos en el ámbito de discapacidad y cerramos el Instituto Jorba de Funes, pasando de un macro-hogar a 3 micro-hogares inmersos en la comunidad y cambiamos -en la misma dirección- el paradigma de los "niños institucionalizados", en pos de la sociabilidad y la integración".

Te Puede Interesar