Lucha anticorrupción

El PT de Brasil no aceptará más donaciones de empresas

"El PT lucha por el fin del financiamiento empresarial de las elecciones", anunció el partido gobernante.

Por Sección Internacionales

 Después del arresto de su tesorero, involucrado en el mayor escándalo de corrupción de Brasil, el gobernante Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) anunció el viernes que no aceptará más donaciones de empresas para financiarse.

"El PT lucha por el fin del financiamiento empresarial de las elecciones, que renueva desde la base los circuitos de corrupción en Brasil", señala el partido de la presidenta Dilma Rousseff en una resolución política emitida tras una reunión de su cúpula en Sao Paulo.

A partir de ahora, señalan, sólo se financiarán a través de donaciones de personas físicas, una decisión que debe ser ratificada en un congreso nacional que realizará el PT en junio.

El hoy extesorero del partido, Joao Vaccari, fue detenido el miércoles por su vinculación con la trama de corrupción en la estatal Petrobras. Hombre clave del PT, Vaccari está acusado de recibir sobornos provenientes de contratos amañados entre empresas privadas y la petrolera, y registrarlos como donaciones electorales.

En la trama delictiva, que involucra también a otros partidos políticos, Vaccari aparece como el operador del oficialismo, según la fiscalía. Él niega tajantemente las acusaciones y asegura que es inocente.

El PT, que gobierna Brasil desde hace doce años, también lo respalda y califica las investigaciones que condujeron a su arresto de "espectáculo de atropellos legales, políticamente manipulado al servicio de las fuerzas antipetistas".

"Si algún dirigente o afiliado practicó corrupción, no fue en nombre de los petistas. Y si se comprueba que algún afiliado incurrió en actos de corrupción, será expulsado", agrega el partido en su resolución.

El exdiputado federal Marcio Macedo fue elegido el viernes para suceder como secretario de finanzas del PT a Vaccari, apartado desde su arresto.

Trece senadores, 22 diputados, dos gobernadores y exfuncionarios son investigados por la corrupción en Petrobras, que movió unos 4.000 millones de dólares en la última década.

La trama del denominado 'Petrolao', desvelada hace poco más de un año, ha tenido un inmenso coste para Petrobras y para el gobierno. Pese a que prometió más diálogo y envió al Congreso un paquete de medidas para luchar contra la corrupción, la presidenta Rousseff ha visto derrumbarse su popularidad al 13%. En apenas tres meses de su segundo mandato, ya ha afrontado dos grandes protestas nacionales con cientos de miles de personas en las calles indignadas por la corrupción, muchas de ellas pidiendo su salida del gobierno. Fuente: AFP

Te Puede Interesar