crimen del médico

¿Anestesiados o resignados?: la carta de la familia Prado luego de la última marcha

La hermana de la víctima fatal, Andrea Prado, se refirió a la pobre convocatoria que tuvo la iniciativa. “Fue triste ver que sólo éramos poco más de 100 personas”, sostuvo.

Por Sección Sociedad

Luego de la marcha por el crimen de Sebastián Prado, realizada el último jueves por las calles del centro, la hermana de la víctima escribió una carta, en la que se mostró dolida y angustiada por la pobre convocatoria que tuvo la iniciativa.

La misma fue enviada a los medios de prensa y será publicada en el grupo de Facebook “Justicia por el Dr. Sebastián Prado”. A continuación, el texto completo.

Grandes tristezas me ha tocado vivir estos últimos meses. El 6 de septiembre del 2013 a las 21 horas, mi hermano Sebastián Prado moría en el asfalto en un hecho de inseguridad. El caso conmocionó a la provincia  por sus características, un joven de 36 años asesinado de tres disparos frente a su mujer y sus dos pequeños hijos. Hecho que tuvo gran repercusión mediática por la coyuntura política y social del momento, estábamos en época electoral.

La primera marcha, la cual creo fue sólo una concentración masiva de gente, indignada por el hecho, y concurrida también por cantidad de grupos opositores; tuvo como novedoso, el discurso de mi hermano Hernán, criticado por unos y halagado por otros, pero en definitiva guarda la misma esencia del discurso actual de mi madre; quien no deposita la total culpa de nuestra tragedia en la persona que hirió de bala a Sebastián esa noche.

Ya pasaron seis meses, y nos empezamos a hacer sentir y oír como familia, mi madre redactó cuatro cartas, las cuales  hizo públicas, de gran impacto social y que emocionaron a la comunidad mendocina. Los amigos de Sebastián organizaron dos campañas solidarias con gran éxito para honrar su nombre y la página Justicia para el Dr. Sebastián Prado tuvo mayor adhesión popular.

A los 6 meses de su muerte, y tal como lo había prometido mi madre, se realizó la segunda marcha. Esta vez convocada y organizada por su familia; diferente  a la primera que aún es un misterio quien lanzó la convocatoria.

Esta segunda marcha se publicó en la página de facebook, salió en los diarios locales y canales de televisión, también en programas de radio y mis padres se encargaron de empapelar los hospitales públicos y negocios céntricos con pequeños afiches.

La marcha partió encabezada por la familia directa de Sebastián, se lanzaron globos blancos al cielo, dando un mensaje de luz y esperanza en su honor. Una vez en la legislatura mi madre encendió a las 21 horas una vela, coincidía con el horario de su muerte. Luego dirigió unas palabras a la clase dirigente y un equipo interreligioso dio un mensaje de esperanza para los presentes.

Terminó esta marcha con la canción "Venceremos" en honor a María Soledad Morales, asesinada hacen ya 23 años en Catamarca, canción elegida por Blanca, mi madre.

Me pregunto... ¿Quién no ha sido víctima de un hecho de inseguridad en estos últimos años?

Para mí fue triste ver que sólo éramos poco más de 100 personas, el lema de la marcha era PROHIBIDO OLVIDAR, y la convocatoria muy clara "La justicia no es un consuelo para la familia, es una respuesta para la sociedad", para una sociedad que sufre la inseguridad a pasos agigantados, arrebatando vidas inocentes en un solo minuto (recordemos que quien asesinó  a Sebastián, a Marcos Derpich y a José Moreira están libres por las calles todavía).

Gran tristeza ver que en democracia tenemos la posibilidad de decir "Presente", de demostrar que necesitamos un cambio.....Que no queremos más familias destruidas como la de Matías, Micaela, Esteban, Alejandro, Gustavo, Marcos, Agustín, Laura, José, Adolfo, Luis y Sebastián, entre tantas.

Pensemos... ¿Qué nos pasa? ¿Estamos anestesiados o simplemente nos estamos resignando a saber que esto no tiene vuelta atrás?

Andrea Verónica Prado
DNI 24566103

Te Puede Interesar