Inseguridad

Nueve detenidas: cae una banda integrada solo por mujeres

Se ocupaban de fraccionar la droga y venderla por diferentes barrios. Cada una podía ganar hasta $1.000 por día.

Por Sección Policiales

Operaban con una estructura jerárquica y cada una cumplía un rol específico en la organización. Estaba quien conseguía la droga, quien la fraccionaba, quien la distribuía y quien la vendía. La Policía de Rosario estima que cada una podía ganar entre 700 y 1.000 pesos por día, en la banda cuyo mando ejercía una travesti de 28 años. “Se manejaban con una estructura verticalista y cada una conocía el negocio a la perfección. Nos impresionó”, dijeron a Clarín los investigadores del caso.

Ahora la banda de las mujeres cayó en desgracia: policías de la Brigada Operativa de la ex Drogas Peligrosas de Santa Fe desbarató el búnkerdonde trabajaban y nueve de ellas terminaron presas. Tras las detenciones, los vecinos tiraron abajo la precaria casilla que se usaba para la venta.

Los encargados de investigar el negocio de la droga en el barrio Alvear, al sudoeste de la ciudad, reconocen que jamás pensaron en toparse con una banda de mujeres cuando posaron los ojos sobre un búnkerde drogas ubicado en la calle Doctor Rivas al 2700. El trabajo de campo de la Policía duró más de tres meses.

En todas las filmaciones de la causa aparecen mujeres y una travesti que, según los investigadores, se rodeó de chicas familiares y amigas para poder expandir el negocio, que era la venta al menudeo y en pequeña escala por diversos puntos de la ciudad.

“Pudimos comprobar que eran varias las mujeres que integraban la organización”, afirmó el comisario Sergio Gorosito, jefe de Drogas Peligrosas. Fueron siete en total los domicilios allanados la semana pasada, por orden del juez federal Carlos Vera Barros, tras el pedido del fiscal federal Mario Gambacorta, quien trabajó desde un principio en la investigación.

La Policía secuestró dos kilos de marihuana, 350 gramos de una droga conocida como “alita de mosca” (compuesta con una base de cocaína mezclada con caucho extraído de restos de neumáticos), un arma de fuego, balas, balanzas, dosificadores y dinero en efectivo.

El único allanamiento que arrojó un resultado negativo fue el que se realizó en el búnker en donde se comercializaba la mayor cantidad de droga, una casilla de material construida sobre la vereda. El lugar estaba vacío cuando llegó la Policía. Creen que las mujeres estaban al tanto del procedimiento, posiblemente porque alguien les avisó lo que iba a ocurrir.

Fuente: Clarín

Te Puede Interesar