En la previa del Mundial

Mujeres en Qatar: fake news, derechos y tradiciones

"Es muy difícil erradicar las fake news que se reproducen en Occidente en torno a las mujeres", razonó la titular del Instituto Islam para la Paz

La presidenta del Instituto Islam para la Paz, Melody Amal Khalil Kabalan, denunció que Qatar, primer país árabe musulmán en organizar un Mundial de la FIFA, "soporta" una campaña de "fake news" sobre los derechos concedidos a las mujeres, quienes "viven muy bien" en el emirato y cumplen sus "tradiciones con orgullo".

Kabalan consideró un etnocentrismo occidental juzgar la situación femenina sin asumir que las mujeres árabes "tienen un estilo de vida diferente", a partir de una cultura "muy arraigada a la tradición".

"Es muy difícil erradicar las fake news que se reproducen en Occidente en torno a las mujeres. Cuando alguien escucha o lee una cosa, si no lo ve para desmentirlo, termina creyéndolo", razonó la titular del Instituto Islam para la Paz en diálogo con Télam.

El trato dispensado a las mujeres por el emirato del Golfo se transformó en uno de los temas centrales de la discusión internacional desde la elección de la sede de la Copa del Mundo 2022, por la que se esperan aproximadamente 1,5 millones de visitantes, más de la mitad de la población estable del país (2,8 millones).

Los detractores de la organización del Mundial en Medio Oriente cuestionan, entre otros aspectos, la limitación de las libertades a las mujeres y el sistema discriminatorio de tutela masculina que se aplica en Qatar, lo que niega su derecho a tomar decisiones clave para su vida.

Un informe publicado el año pasado por la organización Human Rights Watch describió que las mujeres en Qatar deben conseguir el permiso de los hombres para casarse, estudiar en el extranjero con becas del Gobierno, acceder a muchos empleos gubernamentales, viajar al extranjero hasta cierta edad y recibir algunas formas de atención de la salud reproductiva.

"Por supuesto que las mujeres tienen otro estilo de vida diferente al que conocemos en Argentina -concedió Kabalan-, sencillamente porque pertenecen a otra cultura que tiene muy arraigada la tradición".

"La mujer en Qatar vive muy bien, se siente orgullosa del estilo de vida que lleva, de su religión, de su cultura, de sus tradiciones y de cómo se transmiten de generación en generación", explica.

"Seguramente para una mujer de otra cultura resulte chocante ver cómo resulta el día a día de las mujeres en Qatar pero no se puede hacer una valoración desvinculada de la propia identidad", apunta Kabalan, musulmana y nieta de árabes.

La titular de la entidad islámica destacó una apertura conceptual hacia la mujer dentro del mundo árabe, lo que ejemplificó con un fuerte mensaje simbólico cuando Omán, Kuwait, Bahréin, Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita levantaron su bloqueo a Qatar durante la pandemia.

"Al darle nuevamente la bienvenida, fue muy interesante ver la tapa de Vogue Arabia en la que estaban las mujeres de los países del Golfo tomadas de la mano con la leyenda: 'Rompimos el muro, estamos construyendo puentes'. Es importante que en países en los que se supone que la mujer está en segundo plano se haya elegido a mujeres para dar ese mensaje. No me parece un dato menor porque también es una respuesta a muchos reclamos internacionales", consideró.

"Yo misma pude comprobar los cambios Qatar durante distintas actividades de trabajo. Me pasó de estar en reuniones con todas CEO mujeres y asistentes hombres o de estar reunida sola con 6 hombres y recibir un trato perfecto", reforzó.

Kabalan señaló que desde la mirada occidental "muchas veces se supone que la libertad de las mujeres musulmanas es el resultado de cómo se visten" cuando en realidad el atuendo está relacionado al sentimiento patriótico.

"La mujer en Qatar usa el velo, la burka o el niqab como una identidad del país. La usa todos los días como una forma de profesar el amor a la patria. Eso no lo negocian, pese a que no están obligadas a hacerlo", aclaró.

"Es cierto que hay sociedades árabes en la que los padres obligan a sus hijas a usar el velo o los maridos a sus mujeres, pero en Qatar podés vestirlo o no. La burka es mas controversial, hay muchas personas musulmanas o de fe islámica que están en contra porque creen que no tiene un sustento en el libro sagrado".

La burka es una vestimenta de los países islámicos que oculta el cuerpo y la cabeza por completo, con apenas una pequeña abertura a la altura de los ojos.

"Hay diferentes maneras de usar el velo y de ser mujer musulmana. En Qatar también hay mucha presencia del niqab (similar a la burka) y también otras formas que permiten dejar el rostro y las manos descubiertas", indicó.

Por los mandatos culturales, las autoridades recomendaron que las mujeres turistas que lleguen para el Mundial desde otras parte del mundo vistan un atuendo conservador, que cubra preferentemente hombros y rodillas.

"Qatar es bastante liberal para los residentes y turistas, las personas generalmente pueden usar la ropa que prefieran, pero esperamos que tanto hombres como mujeres vistan con modestia cuando visiten un museo, una mezquita o un edificio gubernamental", dijo a Télam Hassan Al Thawadi, secretario del Comité Supremo de Qatar 2022, en una entrevista reciente.

"Las personas que viajen a ver la Copa del Mundo se encontrarán con una sociedad más abierta a las costumbres de otras personas. Es una gran oportunidad para que los qataríes convivan con su estilo de vida con otros hombres y mujeres de estilos diferentes. El intercambio cultural ya existe en Qatar y funciona muy bien. Ellos apuestan a que los visitantes se enamoren de su país", concluyó Kabalan.

Te Puede Interesar