La Policía realizará un "toque de sirena" para persuadir a la gente de quedarse en sus casas