Rebrote de violencia en Siria causa 230 muertos