Con bajo volumen operado, el dólar cerró a $ 63,78