Fútbol

Maxi Rodríguez: "Siento que puedo demostrar que estoy para un nuevo Mundial"

El volante destaca el buen clima en la selección: "Acá uno da un plus por el compañero".

Por Sección Andino Sports

"Dale estrella", le gritan sus compañeros y él se sonroja. No importa la experiencia, nadie está a salvo de las bromas en este plantel argentino. Es uno de los jugadores a los que no les interesan demasiado los flashes, y hasta se incomoda con todo esto de las entrevistas. Maximiliano Rodríguez, a los 32 años, no sólo es el mejor jugador del fútbol argentino, sino que se convirtió en una pieza importante en este conjunto nacional que, de la mano de Alejandro Sabella, terminó con estadísticas casi perfectas. El seleccionado argentino jugó 12 encuentros en el año, de los cuales ganó siete, empató cuatro y apenas perdió uno: ante Uruguay, en la última fecha de las eliminatorias por 3-2, en el que Maxi marcó los dos tantos. Y anteanoche, la Fiera fue una de las figuras del éxito ante Bosnia por 2-0, el último juego de 2013 del equipo nacional.

Es uno de los últimos que se sumaron al grupo. Siempre estuvo bajo la atenta mirada de Alejandro Sabella. De perfil bajo, siente que su lugar hacia Brasil 2014 está al alcance de la mano, que su sueño de jugar su tercer Mundial, un privilegio de este grupo que sólo tienen Lionel Messi y Javier Mascherano, está ahí nomás. Se toma todo con mucha calma y tiene seguridad y autoridad para decir que el salto definitivo del equipo será en el período de trabajo previo a la Copa, esos famosos 30 días en los que se cultiva el fuego sagrado de cualquier equipo con hambre de gloria.

-Que Sabella te utilice como alternativa de Gago, como se vio anteanoche con Bosnia, ¿te sienta cómodo?

-Me siento cómodo jugando en ese lugar del campo porque es una función que ya conozco. En Newell's juego de delantero, pero insisto en que es una tarea que ya hice, puedo jugar en el medio por la derecha o por la izquierda. Alejandro quiere que le demos equilibrio y velocidad a la transición y eso intentamos todos.

-Fueron modificando los esquemas en esta gira. ¿Es complejo adaptarse rápidamente a tantos cambios?

-Son sistemas que el entrenador va probando para que el equipo pueda encontrar su mejor forma. Ya no quedan tantos partidos para ensayar y para que el entrenador pueda sacar conclusiones. Por eso hay que aprovechar para probar variantes en este tipo de situaciones.

-¿Cerraron un año positivo?

-Me parece que sí, que se hicieron buenos partidos, que nos clasificamos al Mundial y que ante Bosnia demostramos que estamos mejorando, que fuimos superiores y contundentes. En definitiva, hicimos lo que siempre nos pide el técnico, ser agresivos y evitar que nos complicaran cuando retrocedemos.

-Se te vio muy conectado con Agüero y Palacio en el juego con Bosnia. ¿Es más fácil entenderse con esa clase de jugadores?

-Son todos de diferentes características. Con Palacio nos entendemos rápido y con Kun jugamos mucho tiempo en el Atlético de Madrid, y eso hace que sepamos cómo conectarnos. La jugada del gol es muy parecida a otra que hicimos en el primer tiempo y no salió por poco. Pero lo que me ocupa es que el equipo sume en confianza y que encare la última etapa hasta el Mundial de la mejor manera.

-Alejandro está eligiendo las últimas piezas y se advierte que podés desempeñarte en varios puestos. ¿Eso te genera una ilusión extra?

-Estoy muy tranquilo, no me pongo a pensar en lo que puede pasar. Ahora jugué en un puesto que ocupé cuando debuté en Newell's. Y me parece que en estos partidos que me tocó jugar me gané la confianza de mis compañeros y del entrenador. Siento que de esta forma puedo demostrar que estoy para un nuevo Mundial.

-Incluso, se habla que podrías hacerte un lugar entre los titulares, ¿qué te genera eso?

-Es difícil decirlo. La verdad es que cuando uno entra a la cancha piensa en hacer lo mejor y que eso te permita ganarte un especio, pero entiendo que es muy complicado, porque los que están en el equipo base son los mejores en sus clubes y después lo plasman acá en el selección, entonces, hay que respetar esas cosas.

-Al estar en la cuenta regresiva al Mundial, ¿cómo se vive la etapa previa?

-Hay que tomar todo con calma, uno ya tiene cierta experiencia. Esto es un nuevo Mundial sobre el que hay mucha expectativa, el equipo está muy bien. Ahora hay que pensar en estar bien en ese mes previo al Mundial, porque después no hay espacio para errores. Una vez que el técnico da la lista tenés que ajustar la máquina al ciento por ciento, porque no se puede dar ventajas, porque te vas a enfrentar con los mejores jugadores del mundo.

-Estuviste en otros procesos, pero ahora se habla mucho del grupo que se formó.

-Acá se formó un gran grupo, de gente buena, en el que todos tiramos para el mismo lado. Entonces, eso se plasma en el campo. Cuando afuera te llevás tan bien, es casi seguro que llevás buenas cosas a la cancha. En este grupo uno da un plus por el compañero. Se formó algo muy lindo. Las expectativas son muy altas y con esta camiseta todo se multiplica, en especial cuando está tan cerca el Mundial.

Te Puede Interesar