marcará postura

Todavía no llega al Congreso y ya hay polémica con Julio Cobos

El radicalismo mendocino alineado al ex vicepresidente se siente "marginado" por la conducción nacional. El virtual lanzamiento de Ernesto Sanz a la presidencia y el relego del gran ganador de octubre a la presidencia de bloque generaron malestar. Advierten que no se respetaron los acuerdos.

Las últimas decisiones tomadas por la Unión Cívica Radical a nivel nacional generaron diferencias con el radicalismo mendocino, que se siente "marginado" por la conducción mayor.

Es que el hecho de que Julio Cobos, quien en diciembre asumirá una banca en la Cámara de Diputados de la Nación, no haya sido nombrado como presidente de bloque y el virtual lanzamiento de Ernesto Sanz a la candidatura presidencial generaron malestar en los radicales cobistas de Mendoza.

Por eso los electos diputados nacionales Patricia Giménez, Luis Petri, el actual diputado nacional Enrique Vaquié y la senadora Laura Montero, junto a Cobos darán una conferencia mañana en el comité radical de la calle Alem para expresar su "postura frente a la UCR nacional", admitieron desde el radicalismo mendocino a SITIO ANDINO.

Las caras de la victoria: Luis Petri, Julio Cobos y Patricia Giménez festejando el triunfo del 27 de octubre. Los tres van al Congreso.

"Van a hablar por la presidencia de bloque (que el cordobés Jorge Negri le ganó a Cobos) y la candidatura de Sanz", agregaron. Además, aseguran que "hubo intentos de acuerdo que no se respetaron".

Desde el radicalismo local advierten que la conducción nacional "no escuchó los resultados obtenidos por el partido en las elecciones", donde Cobos fue la gran figura por su proyección nacional, y en la que la UCR logró colocar tres diputados nacionales, y el oficialismo uno solo.

La discusión había comenzado el día después de las elecciones  nacionales del pasado 27 de octubre, cuando Cobos se erigió  como el dirigente de la UCR con la victoria más contundente a  nivel nacional, tras haber arrasado en Mendoza

"Se ha marginado al radicalismo mendocino", advierten.

Lo cierto es que mañana Cobos y compañía podrían anunciar una fragmentación, que no sería nueva ya que el ex vicepresidente fue echado del partido cuando se alió con el kirchnerismo para encarar la fórmula presidencial en 2007, cuando Cristina Fernández de Kirchner asumió su primer mandato.

Luego, tras su voto "no positivo" a la resolución 125 de retenciones a la soja, Cobos fue reincorporado al partido, generando una fisura interna que, al parecer no termina de sanar.

Te Puede Interesar