contra la inseguridad

El Senado se apuró y dio media sanción al proyecto para mejorar la seguridad en los taxis

Con algunas modificaciones la iniciativa del Gobernador fue aprobada. Ahora falta el visto bueno de Diputados.

Por Sección Sociedad

El viernes pasado el crimen de un taxista fue un hecho de inseguridad que una vez más conmocionó a la sociedad que desde hace tiempo reclama por más seguridad.

Ese mismo día el gobernador Francisco Pérez firmó un decreto para mejorar las medidas de seguridad en los taxis. Y esta vez con más celeridad que nunca el Senado le dio media sanción al proyecto del Poder Ejecutivo con algunas modificaciones y que ahora deberá ser aceptado por la Cámara de Diputados.

La iniciativa prevé la obligatoriedad del uso de cámaras de filmación, de “blindex”, y de mamparas de seguridad de alto impacto y protección físico entre él y los ocupantes de la parte trasera del vehículo, permitiendo la comunicación verbal entre ellos, como así también de sistemas de posicionamiento satelital – GPS y GPRS- en todas las unidades afectadas al parque móvil del Servicio Público de Transporte por taxis y remises.

Entre otros aspectos, la norma establece que la instalación de los sistemas de seguridad obligatorios mencionados en el artículo anterior deberán ser dispuestos en un plazo no mayor de 60 días, contados a partir de la fecha de la promulgación de la presente Ley, debiendo acreditar en dicho plazo su colocación ante la Unidad de Control Técnico de la Secretaría de Transporte, quien determinará previamente las características técnicas de los mismos

Asimismo, explica que la Legislatura provincial determinará en el marco de la Ley impositiva el monto de los beneficios impositivos que pudiesen corresponder a los permisionarios, a fin de la implementación de los sistemas de seguridad comprendidos en la presente Ley.

Con respecto a los incumplimientos y a la resultante de la inobservancia de la totalidad de las obligaciones legales, la norma establece que dará lugar, en el marco del debido proceso, a la revocación inmediata del permiso de que se trate el que será adjudicado únicamente a chóferes de taxi y remises, siempre que no sean permisionarios de los mismos.

Además, el proyecto autoriza a la Secretaría de Transporte, en el caso que proceda la sanción dispuesta en el artículo anterior, a sortear los respectivos permisos entre los choferes de taxis o remises, no permisionarios de servicios.

Con respecto a los plazos, la norma fija noventa días, a contar de la promulgación de la presente Ley, en la que la Secretaría de Transporte deberá implementar un sistema integral que permita paulatina y gradualmente la disminución y eliminación del manejo de dinero  en efectivo dentro de las unidades en servicio.

Te Puede Interesar