declaraciones polémicas

Schoklender afirmó que la Fundación funcionaba como “una gran caja política

El controvertido ex apoderado de la Fundación Madres de Plaza de Mayo participó de un plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Vivienda que se celebró a puertas cerradas.

Por Sección Nacionales

El controvertido ex apoderado de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, Sergio Schoklender, participó de un plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Vivienda que se celebró a puertas cerradas. La decisión de que la reunión fuese a reservada generó fuertes discrepancias entre legisladores.

Con una polémica planteada en torno a si la reunión debía ser abierta o a puertas cerradas, se inició la presentación de Sergio Schoklender en la Cámara de Diputados. Finalmente la titular de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Graciela Camaño, impuso la decisión de que fuera a puertas cerradas, lo que despertó las fuertes críticas de quienes como Eduardo Macaluse pedían que el encuentro fuera abierto.

Entre otros legisladores se encuentran los radicales Juan Pedro Tunessi, Ricardo Gil Lavedra, Rubén Lanceta, Silvana Giudici, Atilio Benedetti, María Luisa Storani; Fernando Iglesias y Patricia Bullrich de la Coalición Cívica; y Paula Bertól y Federico Pinedo del Pro.

También están presentes Eduardo Amadeo (PF), Jorge Cardelli (Proyecto Sur), y Margarita Stolbizer, Eduardo Macaluse, Horacio Alcuaz y Ricardo Cuccovillo del Frente Amplio Progresista.

Luego de unos minutos de desarrollarse la reunión con Schoklender, salió el diputado Macaluse, uno de los que habían votado a favor de que la reunión fuese pública, quien expuso ante la prensa sus argumentos críticos hacia la decisión de Camaño de que la reunión fuese cerrada.

“Me parece pésimo decidir que la prensa no puede estar presente -expresó el diputado del SI-, pero me parece el colmo de la impericia política armar un operativo y después hacer que la prensa no pueda estar presente”.

Asimismo puso en duda lo que Sergio Schoklender pudiera decir, porque en general, señaló, quienes están en esa condición “brinda la información que les conviene”. E ironizó: “Es como llamar al Gordo Valor para arreglar el tema de la piratería del asfalto”.

Los dichos

Según trascendió, durante la reunión Sergio Schoklender entregó una serie de papeles y dijo que la fundación funcionaba como una gran caja de donde salían fondos para pagar proyectos políticos, campañas y sobresueldos.

Cuando los legisladores le preguntaron quién disponía del dinero, Schoklender dijo que quien ordenaba movilizar el dinero era Hebe de Bonafini. Y mencionó el nombre de algún ministro que podía dar la orden de pagar estos proyectos.

“Está todo contabilizado”, dicen que dijo, como así también habría revelado que un hombre de la Secretaría de Inteligencia le habría advertido que se dejara “de joder”, porque el juez Oyarbide “va a pinchar la causa”.

Fuente: Parlamentario

Te Puede Interesar