Polémica

Ahora los supermercadistas cruzan al Gobierno: "No somos chorros"

Desde el sector le contestaron al ministro de Agricultura, Norberto Yahuar. Aseguran que un local tiene muchos más gastos que el de "una cajera".

Por Sección Nacionales

Fernando Aguirre, vocero de la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA), negó que sean "chorros", como los definió el ministro de Agricultura, Norberto Yauhar, y sostuvo que el análisis de precios del funcionario kirchnerista es "una simplificación que no registra ningún análisis", ya que "un local" tiene muchos gastos y "no es una cajera nada más".

"Le puedo asegurar que no", respondió Aguirre ante la acusación de Yauhar, que trató a los supermercadistas de "chorros", y argumentó que los precios de las góndolas "son comparables a los de cualquier parte del mundo".

Además, el vocero de FASA remarcó que "cuando uno tira números en el aire puede cometer algunos errores", desacreditando así al ministro de Agricultura, que citó como ejemplo del incremento de precios el valor de venta del litro de leche.

Yauhar sostuvo que existe un diferencial de precios entre lo que cobra un productor y el valor al que se vende su producto comercialmente, y señaló que "hay algunos a los que se les va la mano con el lapicito", en alusión a los supermercados, a los que tildó de "chorros".

Aguirre expresó que el año pasado el sector atravesó una denuncia similar y se realizó un estudio para analizar "centavo por centavo" cuál era el costo real de los productos.

"Si uno lo hace se da cuenta que los números son muy normales y comparables a los que de cualquier parte del mundo", enfatizó en conversación con Radio 10.

Asimismo, afirmó que "si en esta cadena de comercialización hubiera alguien que se queda con un margen de ganancia exagerado, tendríamos un montón de empresas y de jugadores más que estarían dispuestos a trabajar por un poquito más y le estarían sacando los clientes".

En tanto, sobre el ejemplo del valor del precio del litro de leche, que Yauhar afirmó que se compra en la industria a 2,5 o 3 pesos y en la góndola del supermercado está 7,5 pesos, Aguirre señaló que "es una simplificación que no registra ningún análisis".

"Un supermercado tiene que tener un local, tiene que tener frío, tiene que tener luz y seguridad. Un local no es una cajera nada más", enfatizó.

Fuente: Minuto Uno 

Te Puede Interesar