Arrepentida

Raquel Mancini: “Me veo al espejo y es increíble: he vuelto a ser yo

La modelo decidió volver al quirófano para revertir su anterior pedido: quería sus labios en su tamaño real.

Raquel, víctima de las malas cirugías estéticas.
Muchos años después la ex modelo, Raquel Mancini, decidió volver a entrar al quirófano. Esta vez para revertir su anterior pedido: quería sus labios en su tamaño real. En exclusivo, habló con con Juan Pablo Godino del portal de espectáculos Primiciasya.com.

- ¿Cómo te sentís hoy?

- Estoy feliz de la vida. Siento que volví a ser yo…

- ¿Por qué tomaste esta decisión después de mucho tiempo?

- Todo surgió la semana pasada porque tengo un programa de radio todos los viernes por Radio Palermo y después con Pablo Cerrutti, a quien lo había entrevistado en el programa, nos juntamos y nos pusimos hablar de todo un poco y ahí dije esta es la persona que me puede a ayudar a volver a ser yo. Él me dice que vayamos al centro de estética de la Dra. Maldonado y sentí otra una luz que dijo ´esta es la persona que me pude ayudar a volver a ser yo´. Fue todo así de rápido, hace una semana. Recién hoy me sacaron los puntos. Me veo al espejo y es increíble: he vuelto a ser yo.

- ¿Qué fue lo que te hiciste?

- Me hice una reducción del labio superior en una primera etapa. Me falta una segunda etapa que se hará la semana que viene. Años atrás en los labios yo pensé que me habían puesto colágeno y era silicona. Ese mismo día viví un episodio con una ex pareja me pegó una piña en ese momento y después varios golpes más. Yo tenía los brackets puestos, se me incrustaron los aparatos en la boca y se me infectó todo. El producto se fue para cualquier lado y por eso quedó la boca como quedó. Fue un caos todo, pero ya está. Ya es una etapa superada.

- ¿Qué consejos les das a aquellas personas que se hacen cirugías a los 20 años, como el caso de Charlotte Caniggia?

- Yo no estoy en contra de las cirugías. Lo que sí creo es que hay que tener las precauciones debidas y no hay que hacerlas en exceso. Hay que hacerlas en quirófanos y no en consultorios. Cada uno es cada uno. Yo de Charlotte no puede decir nada, no soy la familia de ella y yo no dejaría si tengo una hija o sobrina que se quiera operar a esa edad. No estoy muy de acuerdo, pero si ella lo hizo para sentirse feliz, está bien. No soy nadie para juzgar a los demás.

Fuente: Primicias Ya

Te Puede Interesar