Primera División

Quilmes y Racing chocan en medio de sospechas

En el estadio José Luis Meiszner y con arbitraje de Saúl Laverni se miden "Académicos" y "Cervecros" en un cotejo que puede sacar a Independiente del descenso si es que pierde el local. Bajo la lupa.

Por Sección Andino Sports
Casi a la altura de un clásico, muchos buscaron a principio del campeonato en el fixture, cuándo se iba a disputar este partido. ¿Por qué tiene tanta importancia si hay una rivalidad normal y ninguno está peleando por el torneo? Es que el morbo se instaló en el Sur desde que Quilmes e Independiente empezaron a transformarse, conforme transcurrió la temporada, en contrincantes directos por la lucha del descenso. Y Racing podría ‘vengarse’ con este derby.

Lo concreto es que gran parte del público “académico” no quiere que el equipo triunfe para de esa forma perjudicar al “Rojo” y hacerlo al “Cervecero” prácticamente inalcanzable en la tabla de los promedios. Sin embargo, el propio Luis Zubeldía y desde la misma dirigencia, descartaron de plano la posibilidad de ‘ir para atrás’, mientras que a los jugadores no se les permitió dialogar con la prensa esta semana para evitar formular declaraciones del asunto.

En medio de todo esto, algunos afiches y panfletos se arrojaron en el compromiso pasado de Racing en Avellaneda: los mismos rezaban “Jugadores, pierdan o se pudre”. Mientras que al mismo tiempo, ya empezaron a circular versiones sobre una supuesta incentivación económica de parte de los ‘primos’, que necesitan que la “Acadé” haga fuerza y evite que Quilmes sume.

Como si hubiera pocos condimentos, también se le sumará que los de De Felippe caerán en zona de descenso en caso de ser derrotados y justamente el que saldría es Independiente. Además, si finalmente empata y el “Rojo” más tarde consigue una victoria frente a Estudiantes en el Libertadores de América, quedarán igualados en promedio. Por televisión, obviamente todos los que pelean abajo estarán prendidos, incluso los de Brindisi en la concentración.

Respecto al equipo, el entrenador quilmeño va a modificar tres fichas en el pizarrón y todas serán obligadas: Miguel Caneo e Ismael Quilez saldrán por lesión, mientras que Sebastián Romero acumuló su quinta tarjeta con Vélez y será el otro apuntado para abandonar el equipo. Entonces, De Felippe apelará a Germán Mandarino, Gustavo Oberman y Jacobo Mansilla. ¿Una más táctica? La entrada de Cristian Leyes por Pablo Lima (Goñi será lateral).

Si bien Zubeldía ‘jugó’ durante la semana y escondió a los once que serían titulares, puede anticiparse que Ricardo Centurión volvería a ser de la partida, mientras que Mauro Camoranesi, después de haber dejado atrás una distensión en su rodilla derecha, entraría por Javier Cámpora. El otro que sería relegado al banco de suplentes: Diego Villar.

Probables formaciones:

Quilmes: Emanuel Trípodi; Germán Mandarino, Cristian Leyes, Cristian Lema, Ernesto Goñi; Gustavo Oberman, Pablo Garnier, Juan Manuel Cobo, Jacobo Mansilla; Fernando Elizari y Martín Cauteruccio. DT: Omar De Felippe

Racing: Sebastián Saja; Iván Pillud, Fernando Ortiz, Matías Cahais, Claudio Corvalán; Bruno Zuculini, Agustín Pelletieri; Ricardo Centurión, Mauro Camoranesi, Rodrigo De Paul; y Luis Fariña. DT: Luis Zubeldía

Estadio: José Luis Meiszner

Árbitro: Saúl Laverni

Hora: 21.00

Televisará: TV Pública

Te Puede Interesar