juicio histórico

Expediente exclusivo: el caso Paula Toledo quedó impune

En una demostración de las falencias del Poder Judicial, nuevamente no hay culpables por la joven asesinada. El Tribunal de Menores de San Rafael dictó la absolución del único imputado por carecer de elementos suficientes.

Sitio Andino
El croquis donde encontraron el cuerpo de la joven abusada.
En una demostración de las falencias del Poder Judicial, nuevamente el caso de Paula Toledo quedó impune por carecer de elementos suficientes el Tribunal de Menores de San Rafael para esclarecer la causa. Al leerse la sentencia este viernes al mediodía, los familiares y amigos de la chica violada y asesinada en la noche del 30 al 31 de octubre de 2003, se esfumó la esperanza de hallar al culpable, ya que el fallo fue absolutorio para el único acusado que quedaba en la causa, Marcos Graín, ex pareja de la adolescente.

Inmediatamente, la sala del debate, repleta, estalló en gritos y llantos de los familiares, mientras la madre de Paula era contenida en un prolongado abrazo por su abogado. El Tribunal no pudo reunir elementos acusatorios contra Graín, los testigos eran poco sólidos, algunos directamente escaparon a la requisitoria judicial y otros, directamente, parecieron haber perdido la memoria.

Sitio Andino
Folio donde se indica que se encontró restos de espermatozoide en el ano y vagina de la víctima.
Pero los graves errores de la Instrucción, como así también de la pericia que no se realizó adecuadamente, ya que en el informe el doctor Talío a cargo de la misma, dijo que los restos de espermatozoides estaban “cointaminados” en el cuerpo de la víctima, hicieron que se perdiera la única prueba fehaciente del caso.

De haberse realizado correctamente la pericia, cuyo documento se adjunta en forma exclusiva en esta nota, se podría haber dado con el culpable, ya que en realidad la ciencia bien podría haber separado la microscópica prueba para poder compararla con el ADN de los acusados. Si bien al perito en su momento se le inició un sumario, lo cierto es que la causa siguió con la imposibilidad de contener una prueba contundente para esclarecer los hechos.

 

Con más dolor e impotencia que razón, este viernes al mediodía los familiares y amigos de Toledo descargaron su bronca contra el fiscal Norberto Jamsech, mientras la madre de Paula era retirada de Tribunales por sus hijos.
Por ello, quedó en suspenso el resto de la lectura de una sentencia que era esperable, en un caso que la Justicia no pudo y difícilmente pueda algún esclarecer.

Te Puede Interesar