martes 4 oct 2022
Voley

Javier Weber: "Hay que hacer un cambio de mentalidad"

Tras su ratificación al frente del seleccionado argentino, el ahora ex técnico de Bolívar busca cambios en su nuevo proceso. Se dedicará al conjunto nacional y tendrá caras nuevas en su cuerpo técnico, como Marcos Milinkovic.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Sección Andino Sports 22 de enero de 2013 - 07:08
Luego de ser ratificado para un nuevo ciclo olímpico hasta Río 2016 como técnico de la selección argentina de voleibol, Javier Weber anuncia que soplarán vientos de cambio en su nuevo proceso. Hubo situaciones internas del grupo que le molestaron y tiene intenciones de resolverlas lo antes posible. No profundiza acerca de eso ni apunta a un jugador en especial públicamente, pero se lo nota firme. La primera decisión, importante, es la dedicación full time. Con una base de jugadores a los que ya quiere considerar como algo más que jóvenes valores. El entrenador abandonará la conducción técnica de Bolívar al final de esta temporada. Potenciar el aspecto tácticos del plantel y lograr una comunión de grupo aparecen como premisas del proyecto que tendrá nuevas caras en su cuerpo técnico, como Marcos Milinkovic.

- En 2009 dijiste que la selección tenía que estar entre los ocho mejores en cada torneo. ¿Cuál es la meta ahora?

- Hoy la selección está entre los diez mejores equipos, pero no entre los cuatro y se han dado pasos importantes en cada año en cuanto a resultados. En el juego también fuimos creciendo, salvo el año pasado, cuando no hicimos un gran salto de calidad. Pero conseguimos objetivos que nos propusimos como la clasificación olímpica a Londres y salir entre los ocho mejores. Ahora viene lo más difícil, que es la consolidación y para eso hay que cambiar la mentalidad porque los chicos ya no son chicos, tienen que madurar y pensar como grandes.

- ¿Cómo imaginás este proceso en busca de lograr los nuevos objetivos?

- No va a ser fácil porque hay que hacer un cambio de mentalidad importante. Hay que dejar de pensar en uno para pensar en el bien común del equipo. Si cada uno se pone en la cabeza que tiene roles determinados: los jugadores juegan, los técnicos dirigen y los dirigentes gestionan, vamos a llegar a buen puerto desde la primera pelota de este 2013 hasta la última, que esperemos que sea en una etapa decisiva de Río 2016. Pero lo más importante para este equipo es poner los pies sobre la tierra, para dar un verdadero salto de calidad.

- ¿Cuáles fueron las diferencias?

- Queda en el grupo.

- ¿Cómo te sentís por dejar Bolívar?

- El proyecto que se cierra lo hago con tristeza porque Bolívar es mi casa y se han hecho muchísimas cosas en estos años con títulos y participaciones en los mejores torneos del mundo. Me quiero retirar campeón en la liga más exigente de la historia, aunque hay otros tres o cuatro equipos más con chances de disputar el título.

- ¿Qué buscás siendo full time?

- El reciclaje es importante y en estos cuatro años no lo pude hacer. Además, dedicarme tiempo completo a la selección me va a permitir anticiparme a algunas situaciones, que en el ciclo anterior se hicieron difíciles. Me respaldo mucho en mi familia, que siempre me bancó en todas mis locuras.

- ¿Tenemos que pensar en un Weber distinto al que vimos hasta ahora?

- Van a cambiar muchas cosas. Mi personalidad va a mantenerse intacta, aunque hay varias cuestiones que voy a modificar: el sistema de entrenamientos va a ser otro, al igual que las exigencias dentro y fuera de la cancha. Va a haber cambios de nombres en el cuerpo técnico, pero soy respetuoso de los procesos y los que elija ahora van a estar en Río 2016, como aquellos que seleccioné en 2009 estuvieron en Londres 2012.

- ¿Por qué elegiste a Milinkovic?

- Le puede dar cosas importantes a la selección no sólo como ídolo, sino también desde el punto de vista técnico en un fundamento decisivo que es el ataque. Si Argentina quiere dar un salto de calidad tiene que tener uno de los tres mejores ataques del mundo y para eso hace falta un desarrollo técnico muy importante. Marcos es excelente y será de vital también para los menores y juveniles.

- ¿Limaron las asperezas del pasado?

- Las charlas fueron tranquilas entre dos personas que se conocen hace mucho tiempo. Tuvimos diferencias, pero ninguna es insalvable. Igual no lo llamo para reconciliarme, sino porque es lo que necesita la selección, que va más allá de los nombres y de los hombres.

Cancha Llena

Te Puede Interesar