viernes 30 sep 2022
Fútbol de Verano

La barra de Di Zeo entró y la de Martín volvió a Buenos Aires

Mientras el grupo de Rafa pudo ingresar al Minella, los cuatro micros que responden a Mauro fueron demorados en Camet, con armas y drogas, y luego invitados a regresar a la Capital.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Sección Andino Sports 20 de enero de 2013 - 08:59
El grupo que encabeza Rafael Di Zeo, ex líder de la barrabrava de Boca, ingresó al estadio José María Minella de Mar del Plata, mientras que el que maneja Mauro Martín, actual jefe, pero que está preso, no pudo hacerlo porque quedó demorado en Camet.

Daniel De Grecco, jefe de Distrito de Mar del Plata, confirmó esta información horas antes del inicio del superclásico entre Boca y River.

"Un grupo (el de Di Zeo) ingresó sin problemas porque tenían sus entradas en condiciones, pero el otro (el de Martín) quedó demorado en Camet y no podrá ingresar al estadio", reveló De Grecco.

La logística que utilizó la fracción que maneja Di Zeo fue mucho más inteligente que la del bando opuesto, ya que llegaron al estadio "en varios automóviles particulares, con sus entradas en regla, sin armas ni drogas", confiaron fuentes de los organismos de seguridad.

Todo lo contrario ocurrió con el grupo de Martín, que arribó "en cuatro micros, con armas y drogas", agregó la misma fuente.

De Grecco, además, anticipó que las dos fracciones de la barra de Boca "no podrán cruzarse, porque serán escoltadas por las fuerzas policiales hasta Buenos Aires una vez finalizado el partido".

Por el momento, el operativo de seguridad, a cargo del Comisario General Abel Paggi y con 1.300 uniformados, es "un éxito, ya que no se registraron incidentes".

El público boquense ingresó sin problemas por la avenida de las Olimpíadas; mientras que el riverplatense lo hizo por Canosa. Cabe recordar, finalmente, que las 33 mil entradas que salieron a la venta para el primer superclásico del año se agotaron el jueves pasado.

Ese día se vendieron las 16 mil plateas: las 8 mil de Boca en el club Kimberley y la otra mitad de River en la Liga Marplatense de Fútbol; y el martes de la semana anterior se habían agotado las 17 mil populares que se vendieron, vía internet, a través de la página de Ticketek, para los hinchas de ambos clubes. Por tal motivo, el partido fue televisado hoy en directo para todo el país, incluida la ciudad de Mar del Plata.

Télam

Te Puede Interesar