miércoles 28 sep 2022
Calcio

Palermo le impidió a la Lazio llegar a la cima en Italia

Con gol del uruguayo Arévalo y el argentino Dybala, el equipo rosa le sacó un 2-2 al club romano, que no pudo alcanzar la cima. La Juventus tiene la chance de estirar la diferencia arriba.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Sección Andino Sports 19 de enero de 2013 - 15:57

En el primer enfrentamiento de la vigésimo primera jornada de la Serie A, disputado en el estadio Barbera, el local Palermo y Lazio igualaron por 2 a 2: primero anotó Sergio Floccari, luego Arévalo Ríos y Paulo Dybala dieron vuelta el marcador antes de que Hernánes, de penal, definiera el resultado.

De esta manera, los rosanegros siguen anteúltimos, ahora con 16 unidades, mientras que los capitalinos suman 43 puntos y momentáneamente mantienen la segunda posición, si bien podrían verse rebasados por Nápoli.

Fue un partido muy raro y la visita se lo complicó con sus propias manos. En efecto, por un tempo al inicio los albicelestes dominaron completamente el trámite, ocupando con perfecto orden la cancha y jugando con una especie de 3-5-2, que le permitía controlar muy bien el círculo central.

El esquema que estudió Petkovic para lastimar a su rival fue el balón alto por arriba de la defensa siciliana, que se mueve bastante mal cuando los volantes adversarios logran subir con balón dominado y suelen dejar espacio a sus espaldas. Así llegó la primera amenaza de Floccari y así llegó el 1 a 0, cuando Ledesma puso un gran balón alto que el "nueve" cabeceó de manera brillante, para pegar un latigazo con el cuerpo y dibujar un globito que envió la pelota en el cruce de los palos a la derecha de Ujkani.

Iban apenas 10 minutos y todo parecía ponerse en bajada para Lazio, que sin embargo, dejó de atacar con ese esquema y buscó dominar el encuentro con una posesión baja y algo lenta, probablemente con la intención de cansar y "dormir" al rival, pero fallando. En efecto, gracias especialmente al gran movimiento de Dybala entre líneas, Palermo se trepó y empezó a mostrarse con peligro, sin conceder prácticamente más nada hasta el final de etapa.

En efecto, el primer tiempo se cerró con una buena atajada de Ujkani, para sacar al córner un remate de Hernánes, pero en el medio los sicilianos tuvieron tres clamorosas chances, primero con un disparo de Miccoli bien tapado por Marchetti y luego con una doble chance, en la que Arónica y García dispararon desafortunadamente encima de los defensores rivales desde buena posición.

En el complemento, sorpresivamente Petkovic dibujó a su equipo para jugar con cinco defensores y cuatro volantes, prácticamente bajándolo a Cana en la línea trasera dejando así a su equipo con un hombre menos sobre el círculo central del campo. Fue justamente por ahí que los rosanegros construyeron las mejores chances, poniendo en evidencia la mala movida del entrenador visitante..

De todas maneras, si bien sufriendo un poco, al minuto 17 Floccari puso el 2 a 0 que cerraba sin dudas el match. Más bien que hubiera cerrado, de no ser por el juez de línea que indicó un inexistente off-side, anulando así el gol.

Palermo encontró coraje y salió a buscar el empate, que encontró al minuto 25 con un centro desde la izquierda de Dossena, que atravesó toda el área para encontrar el corte ganador de Arévalo Ríos por el segundo palo: el uruguayo tuvo apenas que empujar adentro y salir a gritar el 1 a 1.

El Águila, inexplicablemente, sintió el golpe y mermó terriblemente, concediendo así el 2 a 1 sesenta segundos más tarde. En la ocasión Ilicic lo habilitó a Miccoli y el capitán rosanegro, con altruismo, le sirvió el balón en el medio del área a Dybala para un gol menos fácil de lo que podría parecer, considerando el gran pique del joven argentino y la velocidad de la definición.

Petkovic se jugó el todo por todo y primero lo puso a Candreva por Radu para luego ponerlo también a Kozák por Ledesma (de muy buen partido), pasando así a un ofensivo 4-4-2. Las movidas dieron sus frutos, porque Floccari encontró mayor espacio y Candreva logró marcar diferencia por derecha, como cuando al 39º de la segunda etapa se escapó por ese costado y le sirvió un gran balón a Floccari: el delantero amagó el remate cerca del punto del penal y enganchó de derecha, para ser bajado de manera clara por Muñoz.

Hrnánes, desde los once pasos, no falló y anotó el 2 a 2. Resultado que no conformaba a ninguno de los dos cuadros, que en efecto salieron a buscar sin cuidado el triunfo, que Palermo al último segundo casi alcanzaba con una buena contra que Miccoli, con una pésima volea, desperdició malamente.

ESPN

Te Puede Interesar