miércoles 5 oct 2022
durazno para pulpa

Productores siguen reclamando tener una industria propia para acopiar, envasar y secar

Marcelo Serrano, presidente de la Sociedad Rural de San Rafael, da a conocer su opinión.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
17 de enero de 2013 - 19:48

Luego del acuerdo alcanzado para el kilo de durazno para industria, ahora llegó también el acuerdo para el durazno destinado a pulpa. Concretamente el convenio dispone que el kilo de durazno que se destine a pulpa se pague a $ 1,25.

"La realidad es que nosotros con la cooperativa que tenemos en Cuadro Benegas, le vamos a pagar un acopio de 90 centavos al productor. El Gobierno compensará a las cooperativas que estamos acopiando para las pulperas, al trasladarnos un beneficio de flete y ese beneficio se los podamos trasladar al productor y toda la ganancia que le pueda quedar a la Cooperativa se los trasladamos a los productores", dijo Marcelo Serrano, presidente de la Sociedad Rural de San Rafael.

El dirigente amplió sus conceptos al indicar que "los precios que se han logrado no son los que hubiéramos deseado, pero los mismo pedimos a los productores que se arrimen para seguir acopiando".

Claro que la pérdida de cosecha, la falta de rentabilidad y de acuerdos beneficiosos para los productores hace que los mismos sigan reclamando, lo que ellos piensan, es la solución definitiva a este problema de años.

"Es que por más que el Gobierno Provincial tenga toda la intención y haya puesto dinero para el damasco o el fideicomiso del durazno, seguimos solicitando que la rentabilidad del productor, la defensa del producto y de los precios se dará cuando los productores cuenten con su propia fábrica. Seguimos pidiendo por el proyecto de nuestra propia pulpera que además tenga línea de envasado de latas, que además tenga secado y empaque. Una industria que sea multifacética pero que sea de los productores para que dejemos de perder damasco, durazno, ciruelas, peras, es decir buenas cosechas que no sabemos si las tendremos el año que viene. El Gobierno de Mendoza debe ponerse los pantalones largos al respecto y apoyarnos en nuestra iniciativa de tener industria propia que genere precios y que no permita que se sigan perdiendo nuestras frutas”, finalizó Marcelo Serrano.

Te Puede Interesar