viernes 7 oct 2022
Primera División

"Me gritan que soy de Boca, pero nadie transpiró la de River como yo"

Ante tanto hostigamiento por parte de la hinchada, el presidente se defendió y remarcó su amor por la remera “Millonaria”. En lo que respecta al mercado de pases avisó: “Esperamos cerrar el lunes lo de Iturbe".

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Sección Andino Sports 12 de enero de 2013 - 07:46
Tras descender a la B Nacional, la gente culpó y apuntó duramente a algunos personajes en River y uno de los principales fue Daniel Passarella. Además de criticar algunas medidas de su gestión, en varios partidos cantaron en su contra y lo tildaron de ser hincha de Boca.
 
Ante todo este hostigamiento, en diálogo con Rock and Closs, programa que se emite por Rock and Pop, explotó y se defendió: “Me cantan que soy hincha de Boca y no creo que haya un jugador que haya traspirado más la camiseta que yo. Mejores que yo, seguro; pero que transpiraron más, no creo. Todo esto está vinculado con la política. Los jugadores que juegan bien, no los traigo yo, siempre son los que lo hacen mal. Pero la gente no es gila, sabe lo que hicimos”.
 
“Siento que River es un club muy politizado y que hay mucha gente que está mandada a actuar en los distintos eventos que hace el club. Soy consciente de las cosas que hemos vivido y soy optimista para el futuro, lo mejor está por venir”, agregó en su teoría el mandatario.
 
Luego, comenzó a girar la charla entorno al mercado de pases  y aprovechó la oportunidad para desmentir el posible arribo de una de las figuras de la Selección de Holanda: “Al viajar se dicen muchas cosas, hasta me llamaron para preguntarme si Sneijder iba a venir a River, una locura. No sé de dónde surgió el nombre de Sneijder”.
 
“El que nos interesa es Ricky Álvarez, pero lo veo difícil, no creo que se pueda dar.  Por el que estamos cerca es Iturbe en este momento, vamos a ver si lo podemos cerrar el lunes”, comentó el “Kaiser”.
 
Otro de los pedidos de Ramón es la llegada de un enganche y en ese puesto la prioridad es Fabbro, aunque Passarella no fue muy optimista: “No depende de si me gusta a mí o no, tiene que gustarle al técnico. Yo lo que tengo que poner en la balanza es lo que cuesta, su edad y esas cosas. Me da dudas como inversión la edad de Fabbro. Si las cifras están al alcance me gustaría darle la alegría a Ramón y vamos a tratar de hacer lo imposible. Igualmente, por las cifras que escuché, estamos lejos”.
 
Pese a este complicado panorama, el encargado de manejar al club de Núñez avisó que aún tiene una alternativa: “Si lo de Fabbro no se hace buscaremos otro jugador del medio local, prefiero no dar nombres. Ramón ya sabe quién es y le gusta".
 
Otro tema que repercutió mucho en el semestre pasado en River fue la aprobación de un polémico balance en el que daba por vendido a Rogelio Funes Mori. Ante esto, el dirigente dio sus motivos de la medida tomada por el club: “Tuvimos una oferta de 6 millones por Funes Mori, lo pusimos en el balance y se hizo un escándalo. Es un bien que tenemos y lo podemos vender cuando quiero. Lo tengo que contabilizar”.

“Cada vez que me pregunta si me voy a presentar respondo de manera irónica que si se que gano, me presento. Cuando llegué al club ni remotamente se pensaba que íbamos a poder pagar gastar el dinero que vamos a gastar en este mercado.  Cuando asumimos ni nos fiaban una aspirina en la farmacia”, aseveró.
 
Más adelante, explicó los motivos que lo llevaron a recalar en el técnico más ganador en la historia de River: “Yo dije que Ramón en algún momento de mi mandato iba a ser el entrenador. Nos enojamos por una estupidez. Cuando lo llame para ver si tenía ganas de dirigir lo vi muy emocionado y eso me gustó mucho. El hincha de River quería a Ramón”.
 
También esclareció los motivos por los cuales no se presenta de manera asidua al “Monumental” a ver al equipo: “Si voy a un palco de la cancha de River y vienen 8 personas conmigo, yo me pongo muy nervioso y por eso no voy a la cancha. No quiero que la gente me vea así”.
 
“Trezeguet nos aportó mucho en el campeonato de la B más allá de lo futbolístico. Fue un espejo para los más jóvenes. Le dije que acá va a tener siempre las puertas abiertas, es un hombre preparado y podes ser una imagen de River en el extranjero. Si Trezeguet quiere, puede tener un cargo en el club cuando deje de jugar", deslizó Passarella.
 
El “Kaiser”, por otra parte, se defendió ante las acusaciones que recibió en las últimas horas de uno de los ídolos de la institución: "Yo hablé con el padre de Crespo y le pregunté por él y me dijo que era imposible que vuelva. Es más, el padre me dijo que él tenía pensado terminar su carrera en Europa”.
 
“Ayer estaba lejos de Grondona, hoy estoy más cerca. Si me encuentro con Grondona tomamos un café y no pasa nada”, explicó sobre su actual relación con el presidente de la AFA.

 
Por último, el dirigente tiró una bomba de estruendo de cara al futuro y que podría llegar a ilusionar a más de uno en el club: “En Junio vamos a tratar de mover el mercado. Hay varios jugadores que terminan su contrato y tienen ganas de volver".

Play Fútbol

Te Puede Interesar