elecciones

Macri evalúa desdoblar las elecciones

Como jefe de gobierno tiene la potestad de separar el comicio porteño del nacional en 2013. Pero la Constitución establece que debe tomar la decisión entre enero y febrero próximos. La disputa entre Michetti y Rodríguez Larreta.

Por Sección Política

Las elecciones del año que viene serán un parámetro crucial para oficialistas y opositores en vista de las presidenciales de 2015. Esa preocupación no sólo atraviesa al kirchnerismo, al FAP y al peronismo disidente. También al PRO, cuyo líder, Mauricio Macri, deberá abandonar su segunda jefatura al frente del gobierno porteño en 2015, mientras dos de los principales candidatos a sucederlo, como la diputada nacional Gabriela Michetti y el jefe de ministros Horacio Rodríguez Larreta, se preparan para una dura interna en la Capital. Ambos dicen codiciar una banca en el senado para los comicios de 2013, y la ex vicejefa de gobierno ya confesó que está dispuesta a dirimir esa candidatura con su enemigo íntimo Larreta en las primarias, abiertas y obligatorias nacionales, previstas para agosto. La fricción entre ambos anticiparía el desenlace que ya arrojan las encuestas, es decir, una victoria de Michetti, como cabeza de lista para senadores nacionales, frente a un jefe de Gabinete derrotado en la primera elección de su carrera política. 


Luego de esa puja, Michetti, debería disputar con candidatos opositores como Pino Solanas, en la lista de Proyecto Sur; Elisa Carrió, por la Coalición Cívica; o Roberto Lavagna, por el peronismo disidente. Esa contienda podría repetir un problema endémico para el macrismo dentro de la Legislatura Porteña, donde nunca pudo tener quórum ni mayoría propia de 31 votos. "Si no pudimos meter 31 legisladores en estos años, con Macri en la cabeza de la lista, menos vamos a poder hacerlo en las elecciones del año que viene", confesó a Tiempo Argentino un alto funcionario del Ejecutivo porteño. En su cabeza, como en los cálculos de todo el PRO, la atención también está puesta en la renovación del 50% de la Legislatura porteña. 


Para evitar la repetición de esa debilidad de origen, que podría traer serias consecuencias a los últimos dos años de gestión de Macri, los arquitectos políticos del PRO evalúan separar los comicios de legisladores porteños, de las elecciones nacionales. La decisión, tal como lo establece la Constitución, es una potestad del jefe de gobierno, que debe tomarla 90 días antes de la fecha de las elecciones.  Quizás por eso, la discusión de los tiempos electorales comenzó a mezclarse en medio de los brindis de año nuevo, ya que Macri debería definir en enero o, a más tardar, en febrero, si desea convocar la elección de ediles en marzo o abril. Esas fechas, en los planes del jefe de gobierno, deberían estar cuatro o tres meses separadas de las PASO nacionales, una herramienta que el PRO nunca descartó, pero que no piensa utilizar en la elección de candidatos a legislador. 


El tema es materia de especulaciones alrededor de Macri desde hace dos meses, pero ya comenzó a corporizarse como una opción desde la semana pasada, cuando el líder del PRO volvió a quedar preso de una dura negociación con la oposición por la sanción de la transferencia del subte. La debilidad endémica, ahora de 26 legisladores, volvió a borrarle la sonrisa. "La oposición tendrá muchas figuras de peso el año que viene a nivel nacional, pero muy pocas dentro de la Ciudad, por eso estamos evaluando mantener las legislativas desdobladas, porque tenemos más chances de hacer crecer ese bloque, y transitar los dos años que vienen con más tranquilidad", confió uno de los operadores políticos del macrismo. "La idea es prematura, pero ya es tema de debate en el seno del macrismo", indicó otro funcionario, que no se animó a confirmar, tal como indicaron algunas versiones periodísticas, que Larreta encabezaría la lista de legisladores que el PRO jugaría en una cancha anticipada, para garantizar la retaguardia. Porque tal como dice un importante legislador macrista: "Podemos pelear en todos los territorios, pero si perdemos la Capital, siamo fuori del campeonato."

Fuente: Tiempo Argentino

Te Puede Interesar