disputa

Ley de Medios: el Gobierno trabaja contrarreloj para presentar la apelación

El titular del Afsca, Martín Sabbatella, y el ministro de Justicia, Julio Alak, trabajan con sus equipos para preparar el escrito que presentarán para recurrir la prórroga de la cautelar. Agustín Rossi dijo que "el fallo desconoce a la Corte".

Por Sección Política
El gobierno nacional se vio obligado a modificar la agenda del #7D luego de que la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal decidiera prorrogar una medida cautelar a favor del Grupo Clarín.

La resolución del tribunal de alzada suspende la aplicación del artículo 161 de la Ley de Medios hasta tanto se resuelva la cuestión de fondo, aún en trámite en primera instancia. Es más, interpreta que Clarín tendrá un año más para adecuarse a la norma una vez vencida la medida prorrogada ayer.

Desde muy temprano, los técnicos del Gobierno trabajan para presentar hoy mismo la apelación contra la decisión de la Cámara, pese a que los tiempos legales aún no apremian. No obstante, pareciera ser que la orden que bajó desde la Casa Rosada es "apelar ya" la decisión judicial. Sabbatella y Alak son quienes están a cargo de la estrategia, según publica Infobae.

Ambos funcionarios habían indicado anoche, en el programa 6-7-8, que irían a la Corte Suprema a través de un per saltum, pero en las últimas horas se desinfló la idea: sucede que ese recurso está previsto para saltar de instancia tras un pronunciamiento de fondo y no como recurso ante una cautelar.

No obstante, el Gobierno tiene otras herramientas para exigir la intervención de la Corte, que a excepción del fallo que dictó en este mismo caso en mayo pasado, no suele abrir la instancia para opinar sobre medidas cautelares.

Mientras tanto, se espera para los próximos días el pronunciamiento de Horacio Alfonso, quien deberá expedirse sobre la constitucionalidad de dos artículos de la Ley de Medios, uno de ellos el de desinversión.

Si bien la medida cautelar "cae" con el dictado de dicha sentencia, las partes continúan con el derecho de volver a exigir una prórroga hasta tanto se sustancien las apelaciones. Habrá que esperar cuál es el criterio de los magistrados si se llegase a plantear ese escenario.

Una vez firmada la sentencia de primera instancia, el Gobierno cuenta sí con la posibilidad de pedir un salto de instancia -per saltum-, pero la decisión de aceptar o no el caso está en cabeza de la Corte Suprema.

Te Puede Interesar