Internacional

Beckham se retiró del fútbol de EEUU con otro título

El jugador de Los Angeles Galaxy le puso fin a su carrera en ese país tras coronarse campeón de la Copa MLS. Aún no se sabe qué será de su futuro, aunque aseguró que no piensa en dejar la actividad.

Por Sección Andino Sports
Fueron seis años en los que causó una verdadera revolución. David Beckham le puso punto final a su carrera en el fútbol estadounidense tras conseguir el título de la Copa MLS con su equipo, Los Angeles Galaxy, que derrotó por 3 a 1 en el partido decisivo al Dynamo de Houston.

Los goles del Galaxy fueron conseguidos al minuto 60 por el defensa central hispano Omar González, que remató un saque de esquina que hizo el brasileño Juninho; a los 20 del segundo tiempo, de penal, por el delantero Landon Donovan, y el tercero llegó a los 94, también de penal, que remató el irlandés Robbie Keane.

El Dynamo había abierto el marcador a los 44 minutos cuando el delantero Calen Carr recibió de Adam Moffat un pase en profundidad dentro del área del Galaxy, controló bien el balón, superó el marcaje de Tommy Meyer y remató por toda la escuadra izquierda del marco defendido por Josh Saunders.

Pero el equipo angelino, que la pasada temporada también ganó por 1-0 en la final al mismo Dynamo, encontró en sus individualidades la manera de remontar el gol en contra con el que se llegó al descanso (0-1) y logró lo que fue su cuarto título de campeón de la MLS en las 17 temporadas de historia de la liga.

Los anteriores títulos fueron conseguidos en el 2002, 2005 y 2011, siendo el equipo que más ha ganado, junto con el D.C. United, que también posee cuatro campeonatos de la MLS (1996, 1997, 1999 y 2004).

Ahora el gran objetivo del Galaxy será conseguir al jugador franquicia y mediático que pueda ocupar el puesto dejado vacante por Beckham y los rumores apuntan que los directivos tienen puestos sus ojos en el brasileño Kaká, el jugador del Real Madrid, equipo del que también llegó
Beckham en el 2007 tras ganar el título de liga.

Beckham, de 37 años, después de seis temporadas con el Galaxy y 40 millones de dólares ganados, se fue con el segundo título de campeón, pero sin haber dejado ningún legado deportivo dentro del equipo angelino y de la MLS, que sí aprovechó su popularidad para vender más entradas y camisetas.

Te Puede Interesar